№№ заданий Пояснения Ответы Ключ Добавить инструкцию Критерии
Источник Раздел кодификатора ФИПИ
PDF-версия PDF-версия (вертикальная) PDF-версия (крупный шрифт) PDF-версия (с большим полем) Версия для копирования в MS Word
Вариант № 27861

1.

Вы услышите 6 высказываний. Установите соответствие между высказываниями каждого говорящего A–F и утверждениями, данными в списке 1–7. Используйте каждое утверждение, обозначенное соответствующей цифрой, только один раз. В задании есть одно лишнее утверждение. Вы услышите запись дважды. Занесите свои ответы в таблицу.

 

 

1. Somos muchos a los que nos gusta la música popular de la actualidad.

2. Es la música que mejor expresa la pasión y los sufrimientos amorosos.

3. Me parece estúpido escuchar la música sólo de un género determinado.

4. La música que me encanta tiene sus orígenes en la lejana isla de Cuba.

5. Lo que más me impresiona hoy es la música electrónica y el tecno.

6. No puedo vivir sin esta música fascinante que es la fuente de mi inspiración.

7. Mi música favorita es muy expresiva y me ayuda a relajarme.

 

ГоворящийABCDEF
Утверждение

2.

Вы услышите диалог. Определите, какие из приведённых утверждений А–G соответствуют содержанию текста (1 – Verdadero), какие не соответствуют (2 – Falso) и о чём в тексте не сказано, то есть на основании текста нельзя дать ни положительного, ни отрицательного ответа (3 – No se menciona). Занесите номер выбранного Вами варианта ответа в таблицу. Вы услышите запись дважды.

 

 

A) Javier ha regresado de la agencia de viajes muy contento.

B) Ana ha encontrado en Internet opiniones de la gente que ya ha viajado en tren.

C) De todas las ciudades europeas, a Ana le gustaría más visitar París y Roma.

D) Javier cree que no tendrán tiempo para visitar Grecia.

E) Los jóvenes han elaborado el itinerario de su futuro viaje.

F) El billete flexible para 22 días viene a costar 239 euros.

G) Ana y Javier buscan trenes nocturnos para gastar menos en alojamiento.

 

Запишите в ответ цифры, расположив их в порядке, соответствующем буквам:

ABCDEFG
       

 

1) Verdadero

2) Falso

3) No se menciona

3.

 

Según el reportero, la adicción a las compras es un trastorno que …

 

1) afecta a la mayor parte de la población.

2) se calla por las razones éticas.

3) es inadvertido en la sociedad.

4.

 

María cree que hacer compras es …

 

1) un peso que recae sobre la mujer.

2) un mal que afecta a muchos.

3) una actividad habitual.

5.

 

José explica que un comprador compulsivo …

 

1) no puede resistir a su deseo de comprar.

2) siempre paga con una tarjeta de crédito.

3) suele ir de compras acompañado.

6.

 

José está seguro de que los compradores compulsivos …

 

1) habitualmente pierden amistades.

2) tienen otros problemas psicológicos.

3) tienen controlada su adicción.

7.

 

María cree que la situación ha mejorado debido …

 

1) a las campañas de sensibilización.

2) a la atención de los parientes.

3) al empeoramiento del estado económico.

8.

 

José explica que si un adicto a las compras no tiene dinero para comprar algo …

 

1) intenta robar el artículo que le gusta.

2) consigue el dinero donde sea.

3) se toma algún tiempo para pensar.

9.

 

Al efectuar la compra un comprador compulsivo …

 

1) siente arrepentimiento.

2) devuelve la compra.

3) acude a la ayuda profesional.

10.

Установите соответствие между заголовками 1–8 и текстами A–G. Запишите свои ответы в таблицу. Используйте каждую цифру только один раз. В задании есть один лишний заголовок.

 

1. Hipótesis sobre otros mundos

2. Citas que no olvidamos

3. Vacaciones muy arriesgadas

4. Funerales antiguos

5. Ruptura del universo

6. Cambios históricos

7. Tu letra te caracteriza

8. Creatividad inagotable

 

A. Los coleccionistas de autógrafos probablemente no son conscientes de la cantidad de información que tienen las firmas de sus ídolos. ¿Qué podría decirnos la firma de Napoleón o la del presidente Obama? La grafología intenta responder a éstas. Dicen los grafólogos que la firma es como una Caja de Pandora, una firma puede ser multifacética y esconder aspectos impensados para el propio escritor.

 

B. Los japoneses no dejan de sorprendernos con sus inventos. Presentamos algunos de los mejores y muy divertidos. Por ejemplo, debido, tal vez, al poco espacio que tienen en Japón, buscan la forma de ocupar menos lugar. Las sandías cuadradas están pensadas especialmente para eso: es mucho más fácil almacenarlas. Otra novedad: a alguien en Japón se le ocurrió inventar una barra de mantequilla que se aplica como si fuera un lápiz labial y sale para afuera a medida que se va consumiendo. Muy original.

 

C. Muchas teorías modernas de la física fundamental predicen que nuestro universo se encuentra dentro de una burbuja. Además, el multiverso puede contener otras, cada una de las cuales guarda a su vez su propio universo. Los otros universos no tienen las mismas leyes básicas de la física ni las mismas constantes fundamentales. Hasta ahora, nadie ha sido capaz de encontrar señales de colisiones entre universos burbuja en la radiación del fondo cósmico.

 

D. Maravilloso mundo del cine, capaz de conmover a sus espectadores y de dejar grabados en su memoria escenas, melodías y frases. Una película emblemática, Casablanca, dejó frases célebres, como "Bésame, bésame como si fuese la última vez". Otra película mítica y entrañable es "Lo que el viento se llevó" (1939). Pasiones y la dureza de la guerra, coronados por frases como la final, cuando Scarlett enfrenta la adversidad aclamando "Mañana será otro día".

 

E. Un equipo descubrió 30 momias en una tumba faraónica de 4.300 años. La sala de sepultura que data de la época de la VI dinastía del Antiguo Imperio se encontraba a 11 metros de profundidad. La mayoría de las momias descansaban en cinco nichos excavados en esta sala, en total son seis sarcófagos, de los cuales dos, uno de madera y el otro de gran talla y de piedra, todavía no se han abierto.

 

F. Un aventurero suizo se ha quedado de forma voluntaria en una isla desierta del Pacífico durante 300 días, con tan solo un par de cuchillos y un cerdo bebé como compañía. El lugar elegido por el suizo fue una isla volcánica, de 64 kilómetros cuadrados de extensión. El reto fue reaprender las habilidades naturales de supervivencia que la gente de ciudad olvida. En su diario narra paso a paso su experiencia en la isla.

 

G. Investigadores italianos encontraron pruebas de la existencia de un "cinturón de antimateria" alrededor de la Tierra. Existen varias explicaciones de este misterio. Según algunos, en el origen del Universo se habría producido una rotura de la simetría y se habría creado un poco más de materia ordinaria que de antimateria. Otros creen que la antimateria original está aún "ahí fuera" sin que la detectemos. ¿Habría galaxias enteras hechas de antimateria?

 

ТекстABCDEFG
Заголовок

11.

Прочитайте текст и заполните пропуски A–F частями предложений, обозначенными цифрами 1–7. Одна из частей в списке 1–7 — лишняя. Занесите цифры, обозначающие соответствующие части предложений, в таблицу.

 

Arte ruso del siglo XX

 

El arte brota siempre en el tiempo, en el ámbito de situaciones sociales y culturales específicas. El extraordinario despliegue de propuestas en los A_______________________ en Rusia tiene como trasfondo el terrible impacto de las tres evoluciones políticas que allí se fueron sucediendo.

Rusia estaba cambiando, y el inmovilismo del régimen zarista fue dando paso a fuertes sacudidas revolucionarias: en 1905, en febrero de 1917 y en octubre de ese año. El anhelo de una nueva sociedad despuntaba también en la búsqueda de la B_______________________ y las artes.

¿Cuál fue el comienzo de ese despertar vanguardista? Hay C_______________________. Por ejemplo, la formación de las grandes colecciones de Sergéi Shchukin e Iván Morózov. Shchukin y Morózov llevaron a Rusia un D_______________________ calidad de la escena artística internacional de aquel tiempo, y, especialmente, de las figuras tanto de los antecedentes como de la vanguardia francesa. Todas ellas hoy están en los museos estatales rusos.

También hay que E_______________________ de los artistas rusos a las ciudades-foco de la cultura europea en esos años: París, Berlín, Múnich, Roma. Gradualmente, fueron recibiendo los nuevos impulsos de la vanguardia europea — expresionismo, cubismo, futurismo … — en un registro cosmopolita, hasta entonces nunca tan intenso en Rusia. Esos nuevos impulsos “de fuera” se integraron con la voluntad de recuperar y F_______________________ y con el descubrimiento de lo nuevo en la misma Rusia: la vida en las ciudades y la expansión de las máquinas.

 

1. número impresionante de obras de grandísima

2. renovar las tradiciones culturales propias

3. innovación en los campos de la cultura

4. mencionar los viajes y desplazamientos

5. treinta primeros años del siglo XX

6. línea permitida en el conjunto de las artes

7. aspectos especialmente relevantes

 

ПропускABCDEF
Часть предложения

12.

¿Cómo solían pasar las reuniones en nuestra casa?

 

1) En permanentes discusiones.

2) Lo más importante era repetir su propio cuento.

3) El participante prestaba mucho interés a la opinión del otro.

4) Escuchando todos juntos las transmisiones de radio.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

13.

¿Qué se negó a hacer el abuelo en la vejez?

 

1) Usar un aparato auditivo durante las conversaciones.

2) Responder a las preguntas tontas.

3) Participar en cualquier conversación.

4) Reconocer su defecto físico.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

14.

Mis familiares estaban de acuerdo con el general César Mendoza que un día dijo que los chilenos ...

 

1) conversaban de sobra.

2) sabían dialogar.

3) preferían el monólogo al diálogo.

4) abusaban el sentido de la palabra ¨diálogo¨.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

15.

Según la opinión de una viajera inglesa ...

 

1) los chilenos hablaban con un tono agradable.

2) el habla de las chilenas no le gustó nada.

3) la gente chilena pronuncia cuidadosamente las palabras.

4) ella está desilusionada con la gente chilena.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

16.

¿Cómo son los venezolanos?

 

1) Sus modales se parecen mucho a los de los chilenos.

2) Les gusta tomar el pelo a los extranjeros.

3) Muy seguros de sí mismos.

4) Muy tímidos y como si pidieran perdón.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

17.

¿Es que Venezuela era el único país de América Latina que recibía inmigrantes?

 

1) Era uno de los pocos países latinoamericanos.

2) De verdad era el único país.

3) Casi todos los países de América Latina lo hacían.

4) Este país prestaba refugio sólo a los chilenos.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

18.

A los chilenos que vivían varios años en Venezuela ...

 

1) por fin les gustó la rudeza de los venezolanos.

2) les cambió el carácter y aprendieron a vivir en aquel país.

3) no les influían los modales de los venezolanos.

4) no les costaba pedir el café a gritos.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

En nuestra casa, como en el resto del país, no se dialogaba; las reuniones consistían en una serie de monólogos simultáneos, sin que nadie escuchara a nadie, puro barullo y estática, como una transmisión de radio en onda corta.

Nada importaba, porque tampoco había interés por averiguar qué pensaban los demás, sólo en repetir el propio cuento.

En la vejez mi abuelo se negó a ponerse un aparato auditivo, porque consideraba que lo único bueno de su mucha edad era no tener que escuchar las tonterías que dice la gente sin cesar. Tal como expresó elocuentemente el general César Mendoza en 1983: «Estamos abusando de la expresión diálogo.

Hay casos en que no es necesario el diálogo. Es más necesario un monólogo, porque un diálogo es una simple conversación entre dos personas». Mi familia habría estado plenamente de acuerdo con la opinión de ese famoso militar.

Los chilenos tenemos tendencia a hablar en falsete. Mary Graham, una inglesa que visitó el país en 1822, comentó en su libro ¨Diario de mi residencia en Chile¨ que la gente era encantadora, pero tenía un tono desagradable de voz, sobre todo las mujeres. En general, la famosa viajera se quedó muy contenta al contemplar los paisajes preciosos de Chile.

Al hablar nos tragamos la mitad de las palabras, aspiramos la «s» y cambiamos las vocales, de manera que «¿cómo estás, pues?» se convierte en «com tai puh» y la palabra «señor» puede ser «iñol».

Existen al menos tres idiomas oficiales: el educado, que se usa en los medios de comunicación y entre la gente educada, en asuntos oficiales y que hablan algunos miembros de la clase alta cuando no están en confianza; el coloquial, que usa el pueblo, y el dialecto indescifrable y siempre cambiante de los jóvenes.

El extranjero de visita no debe desesperar, porque aunque no entienda ni una palabra, verá que la gente se desvive por ayudarlo. Además hablamos bajito y suspiramos mucho. Cuando vivía en Venezuela, donde hombres y mujeres son muy seguros de sí mismos y del terreno que pisan, era fácil distinguir a mis compatriotas por su manera de caminar como si fueran espías de incógnito y su invariable tono de pedir disculpas.

En aquel período de mi vida antes de ir a mi trabajo pasaba a diario a la panadería de unos portugueses a tomar mi primera taza de café de la mañana, donde siempre había una apurada multitud de clientes luchando por acercarse

al mesón. Los venezolanos gritaban desde la puerta «¡Un marroncito, vale!» y más temprano que tarde el vaso de papel con el café con leche les llegaba, pasando de mano en mano. Los chilenos, que en aquella época éramos muchos, porque Venezuela fue de los pocos países latinoamericanos que gracias al gobierno recibían refugiados e inmigrantes, levantábamos un tembloroso dedo índice y suplicábamos con un hilo de voz: «Por favorcito, ¿me da un cafecito, señor?». Podíamos esperar en vano la mañana entera.

Los venezolanos se burlaban de nuestros modales de mequetrefe, y a su vez a los chilenos nos espantaba a fondo la rudeza de ellos. A quienes vivimos en ese país por varios años nos cambió el carácter y, entre otras cosas, aprendimos, claro que sí, a pedir el café a gritos, dejamos de suspirar y supimos pisar el terreno venezolano como los demás. Lo único que nos hacía sufrir era la nostalgia.

19.

Преобразуйте, если это необходимо, слово DUPLICARSE так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

¿Qué ocurre en un minuto de internet?

 

 

El número de dispositivos conectados a internet se iguala al de habitantes del planeta: casi siete mil millones. Pronto esa cifra __________________.

20.

Преобразуйте, если это необходимо, слово SALIRPONER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Recientemente una investigación de Intel __________________ en cifras todo lo que ocurre en la Red en un minuto.

21.

Преобразуйте, если это необходимо, слово MULTIPLICAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Los números impactan por sí solos, pero sorprenderán aún más si uno los __________________ por 60 para hacer cálculos de la actividad de una hora.

22.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ENVIAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Con todo, internet parece ser de momento un espacio virtual en el que unos pocos hacen negocios mientras la mayoría se dedica a comunicarse. El 66 por ciento de los correos que se

__________________ no son por motivos de importancia.

23.

Преобразуйте, если это необходимо, слово COMBATIR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Historia de un visitante

 

...Esto ocurrió en agosto de 1945; en septiembre empezaron los juicios de Nuremberg, y también los camaradas soviéticos olvidaron magnánimamente que cierta División Azul los __________________ sin declaración de guerra en el suelo mismo de la Santa Rusia.

24.

Преобразуйте, если это необходимо, слово PODER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Para entonces vivía yo en la ciudad de Río de Janeiro, por cuyo puerto pasaban, rumbo al sur, algunos escapados del infierno de la guerra civil española. Tuve ocasión de hablar con varios. Si cuestión fuera de escribir un cuento, bien __________________ ello

25.

Преобразуйте, если это необходимо, слово YO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

hacerse a base de lo que me relató un fugitivo que llegó a mi puerta con carta de presentación de uno de __________________ antiguos amigos. El nuevo visitante era un hombre gordete, peludo y de ojos azules, tostado todavía del sol y del aire marino.

26.

Преобразуйте, если это необходимо, слово UNO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

UNA JOYA DE NATURALEZA

Las islas Galápagos están situadas en el Océano Pacífico, a unos 1.000 kilómetros al oeste de Ecuador, país al que pertenecen. Son de origen volcánico; su fauna y flora tienen mucho interés científico, y muchas especies animales son ______________ en el mundo.

27.

Преобразуйте, если это необходимо, слово CARACTER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

UNA JOYA DE NATURALEZA

Allí viven muchos animales que han desarrollado ___________________ especiales para adaptarse al medio ambiente.

28.

Преобразуйте, если это необходимо, слово DIFERENTE так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

UNA JOYA DE NATURALEZA

Así, existen _________________ entre animales de la misma especie de las Galápagos y del continente americano, e incluso entre animales de las distintas islas.

29.

Преобразуйте, если это необходимо, слово PONER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

UNA JOYA DE NATURALEZA

Eso lo observó y lo analizó el famoso naturalista inglés Charles Darwin cuando visitó las islas en 1835. Después publicó "El origen de las especies", obra en que logró _________________ sus teorías de la evolución de las especies; en ella explica que los animales y las plantas evolucionan cuando se adaptan al ambiente en que viven.

30.

Преобразуйте, если это необходимо, слово INVESTIGAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

UNA JOYA DE NATURALEZA

Desde 1959 son parque nacional de Ecuador. Aquel año se creó también la Estación de _________________ Charles Darwin, donde trabajan científicos de diversos países.

31.

Преобразуйте, если это необходимо, слово HUMANO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

UNA JOYA DE NATURALEZA

En 1979, La UNESCO declaró Las Galápagos Patrimonio Natural de la _______________.

32.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) dentro de

2) pasado

3) más tarde

4) al cabo de


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

33.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) sueldo

2) precio

3) premio

4) valor


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

34.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) primera

2) primero

3) al primero

4) a primera vez


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

35.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) en

2) con

3) a

4) de


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

36.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) encontraba

2) recibía

3) se encontraba

4) reunía


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

37.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) la orden

2) el orden

3) el ordenamiento

4) la ordenación


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

38.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) terror

2) ternura

3) tristeza

4) trabajo


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами 32–38. Эти номера соответствуют заданиям 32–38, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

MOZO DE LIBRERIA

Una vez leí en un periódico que una librería necesitaba un corrector de pruebas y me encaminé a ella. Llegué temprano y me encontré con un empleado. Me dijo que el patrón no estaba y que yo volviera más tarde. Así lo hice: di una vuelta por allí y volví 32___________________ una hora. Entonces hablé con don Gabriel, hijo del dueño. Me explicó lo que tenía que hacer y me dijo cuál sería mi 33________________ : noventa pesos. Me pareció mucho.

Empecé a trabajar en seguida. El trabajo, la verdad, era muy duro. 34______________________ había que limpiar el patio del almacén; después abrir cajas de libros; en seguida escribir algunas cartas y, por último, corregir las pruebas de las obras que se publicaban.

Por la tarde salía yo a repartir periódicos y, al volver de este encargo, ayudaba 35________________ hacer paquetes de libros para los compradores extranjeros.

En ocasiones llevaba la comida a la casa de don Andrés, padre de don Gabriel. Don Andrés estaba enfermo, pues casi siempre me 36_____________________ en la cama. Mientras comía, conversaba y me hacía preguntas acerca de los hombres y las cosas. No era reaccionario, pero 37___________________ le gustaba. Más de una vez me obligó a comer algo. Yo me negaba, pero él insistía, me daba pan y carne y decía: "No sea tonto, coma, eso le hará bien".

Cuando, algún tiempo después, supe que había muerto, me dio 38__________________. Era buen hombre.

39.

Ha recibido una carta de su amiga española Julia que escribe:

 

¿Piensas mucho en la ecología? ¿Como, según tú opinión, podemos salvaguardar nuestro planeta? ¿Has participado en algún evento relacionado con este tema?

A propósito, en nuestro grupo ha aparecido un chicho nuevo...

 

Escriba la carta de respuesta contestando las preguntas de Andrés.

Al final de la carta formule 3 preguntas al amigo español sobre los proyectos de investigación.

Escriba 100–140 palabras.

Recuerde las reglas de escribir cartas personales.

40.

Выберите только ОДНО из двух предложенных высказываний и выразите своё мнение по предложенной проблеме согласно данному плану.

 

Comente uno de los temas que se proponen.

 

1. Los libros impresos en papel pasan a la historia y pronto desaparecerán.

2. Aprendiendo lenguas extranjeras conocemos mejor nuestro país.

 

¿Qué opinión tiene usted y por qué? Escriba 200–250 palabras.

 

Escriba según el plan:

− exponga el problema parafraseando el enunciado;

− exponga su opinión personal y aduzca 2–3 argumentos para sostenerla;

− exponga una opinión contraria y aduzca 1–2 razones al respecto;

− muestre su desacuerdo con las afirmaciones anteriores y explique por qué usted no las acepta;

− elabore una conclusión reafirmando su opinión.

41.

Imagina que estás preparando un proyecto con tu amigo. Has encontrado un material interesante para la exposición y quieres leer el texto a tu amigo. Tienes un minuto y medio para leer el texto en voz baja, luego prepárate para leerlo en voz alta. Tienes un minuto y medio para leer el texto.

 

... La Alhambra es un conjunto monumental que fue construido a lo largo de 700 años. Es un rico complejo de palacios y fortaleza que alojaba al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada. Está situada en una colina de Granada, desde la que se pueden ver los barrios de Albaicín y el Sacromonte. Los dos más famosos y mejor conservados actualmente son el Palacio de Comares y el Palacio de los Leones.

En la Alhambra hay fuentes, jardines y huertas donde el visitante puede descansar y sentarse a disfrutar del paisaje y del murmullo del agua. La fuente más famosa es la del Patio de los Leones. Además, la riqueza decorativa y las diferentes texturas de las puertas, los arcos y las cúpulas, que son de influencia morisca, parece invitar al visitante a tocarlo todo.

Junto a la Alhambra hay también el Generalife, un palacio de descanso de los reyes musulmanes.Tanto la Alhambra como el Generalife han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

 

42.

Observa el anuncio.

 

 

¡Haz que tu vida sea más sencilla con nuestro nuevo procesador de alimentos!

 

Has decidido comprar el robot de cocina y quieres recibir más información para aclarar unas cosas. Dentro de un minuto y medio tienes que hacer cinco preguntas directas para averiguar lo siguiente:

 

1) precio

2) compra en línea

3) número de funciones

4) plazo de garantía

5) libro de recetas incluido

 

Tienes veinte segundos para formular cada pregunta.

43.

Aquí tienes las fotos de tu álbum. Elige una y descríbesela a tu amigo.

 

 

Tienes un minuto y medio para prepararte y dos minutos para la respuesta (12–15 frases). Mientras comentas la foto no olvides de mencionar lo siguiente:

• dónde y cuándo ha sido tomada la foto

• qué/quién está en la foto

• qué está pasando

• por qué guardas esta foto en tu álbum

• por qué has decidido mostrar la foto a tu amigo

Debes hablar continuamente y empezar: “Yo he elegido la foto № …”

44.

Observa las dos fotografías. Dentro de un minuto y medio tienes que comparar y contrastarlas:

 

• describe las fotos brevemente (acción, lugar)

• di qué tienen en común las dos fotos

• di en qué se diferencian

• сomenta cuál de estas dos actividades preferías en tu niñez para relajarte

• y explica por qué

Tienes dos minutos para la respuesta (12-15 frases). Debes hablar de forma continua.