№№ заданий Пояснения Ответы Ключ Добавить инструкцию Критерии
Источник Раздел кодификатора ФИПИ
PDF-версия PDF-версия (вертикальная) PDF-версия (крупный шрифт) PDF-версия (с большим полем) Версия для копирования в MS Word
Вариант № 30705

1.

Вы услышите 6 высказываний. Установите соответствие между высказываниями каждого говорящего A–F и утверждениями, данными в списке 1–7. Используйте каждое утверждение, обозначенное соответствующей цифрой, только один раз. В задании есть одно лишнее утверждение. Вы услышите запись дважды. Занесите свои ответы в таблицу.

 

 

1. Esta fiesta popular española atrae a miles de turistas.

2. Me indigna que ese espectáculo sea símbolo de mi país.

3. Creo que esta bebida es el símbolo más destacado del país.

4. Adoro el modo de ser y el temperamento de los españoles.

5. Opino que este libro es un verdadero icono nacional.

6. Me encantan las maravillosas costas de España.

7. Este hábito español tiene muchos beneficios.

 

ГоворящийABCDEF
Утверждение

2.

Вы услышите диалог. Определите, какие из приведённых утверждений А–G соответствуют содержанию текста (1 – Verdadero), какие не соответствуют (2 – Falso) и о чём в тексте не сказано, то есть на основании текста нельзя дать ни положительного, ни отрицательного ответа (3 – No se menciona). Занесите номер выбранного Вами варианта ответа в таблицу. Вы услышите запись дважды.

 

 

A. El oftalmólogo diagnosticó a su paciente un fuerte cansancio.

B. Begoña cree que mucha gente tiene la visión borrosa.

C. La madre de Begoña no ve bien de cerca ni de lejos, ni a media distancia.

D. La madre de Begoña ya ha cumplido los 50 años.

E. Los lentes progresivos son ideales para aquellos que necesitan ver bien a

todas las distancias.

F. La madre de Begoña tiene el rostro rectangular.

G. Las gafas de titanio con cristales progresivos son muy caras.

 

Запишите в ответ цифры, расположив их в порядке, соответствующем буквам:

ABCDEFG
       

 

1) Verdadero

2) Falso

3) No se menciona

3.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Fabio Gallego niega que en los zurdos …

 

1) el lado derecho del cerebro sea el dominante.

2) se observe una mayor interacción entre ambos hemisferios.

3) las funciones estén repartidas entre las dos mitades del cerebro.

4.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

El doctor Gallego cuestiona los datos estadísticos apuntando que hay …

 

1) ambidextros que usan con la misma habilidad ambas manos.

2) muchos diestros que en su infancia eran zurdos.

3) cada vez más métodos para “corregir” a los zurdos.

5.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La presentadora afirma que los falsos mitos, creencias y supersticiones …

 

1) han repercutido de manera negativa en la vida de los zurdos.

2) aún existen en algunos países asiáticos.

3) desaparecieron por completo hace algo más de medio siglo.

6.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Daniel afirma que en la etapa preescolar los niños zurdos …

 

1) sufren rechazo por parte de otros alumnos.

2) apenas pueden hacer amigos.

3) atraviesan su primer desafío.

7.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Daniel recuerda que de niño usaba la mano izquierda siempre y cuando …

 

1) tuviera que usar las tijeras.

2) no estuviera en clase.

3) se lo permitiese el profesor.

8.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

En la opinión de Fabio Gallego, es muy dudoso que …

 

1) los diestros sean más creativos que los zurdos.

2) la zurdera se herede de padres a hijos.

3) la genialidad resida en una zona específica del cerebro.

9.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La presentadora cuenta que se puede averiguar si un bebé será zurdo o no …

 

1) con un simple análisis del ADN de sus padres.

2) según la posición del bebé en el vientre.

3) observando qué dedo se chupa durante su primer año de vida.

10.

Установите соответствие между текстами A–G и заголовками 1–8. Занесите свои ответы в таблицу. Используйте каждую цифру только один раз. В задании один заголовок лишний.

 

 

1. їDejamos la familia?

2. Esquemas anteriores

3. Bodas tardнas

4. Madres activas

5. Jubilados sin perspectivas

6. Liga de parientes

7. Modelo de vivir solo

8. Familias modificadas

 

A. Como consecuencia de todos los cambios econуmicos, el concepto de familia ha variado sustancialmente, coexistiendo en la misma sociedad diferentes tipos de familias: familias sin hijos, familias de padres casados por segunda vez, familias de adopciуn. Con motivo de la crisis, sus miembros empiezan a agruparse por su bien econуmico, restableciendo de nuevo el modelo tradicional: la familia extensa, fortaleciendo la solidaridad intergeneracional.

 

B. A lo largo de la historia, han sido los padres, fundamentalmente, las figuras principales en educar al niсo, personificando la base econуmica y social de la familia. Sin embargo, estos roles han ido cambiando al compбs de las transformaciones en la sociedad. Una de las primeras innovaciones se produjo con la incorporaciуn de las mujeres en el mercado de trabajo. En consecuencia, aparecen nuevos medios que preparan a los niсos para la vida: la televisiуn, Internet, mуviles, ordenador.

 

C. Se ha producido un nuevo movimiento social: “agrupaciуn interna familiar”, cuando diferentes generaciones conviven bajo el mismo techo. Los padres, es decir los abuelos, se ven obligados a abrir la puerta a sus hijos para servirles de paraguas social y econуmico. Ahora padecen no del sнndrome del “nido vacнo”, sino del de “nido lleno” con la vuelta del hijo. Regresan no sуlo los jуvenes, sino tambiйn los adultos con malas condiciones laborales y que tienen familia a su cargo.

 

D. La edad media de abandono del hogar parental en Espaсa se sitъa en torno a los 29 aсos. La principal causa es la mala situaciуn econуmica por la que atraviesa el paнs en estos momentos. El porcentaje de jуvenes emancipados con edades entre 16 y 34 aсos ha experimentado un ligero descenso, pasando al 44,1% en 2014. Por otro lado, hay una tendencia cultural a permanecer en casa, donde los padres insisten en que no se vayan sus hijos hasta que tengan un trabajo estable.

 

E. Las parejas actuales se casan cada vez menos y en edades más superiores, ya que los jóvenes de hoy no contraen matrimonio a los 20–22 años como lo hacían sus padres, sino a los 34 años. Los hombres construyen su familia a unos 35 años y las mujeres españolas lo hacen con unos 32 años. Como consecuencia, tienen el primer niño a unos 31,4 en la actualidad. La natalidad baja llegó a España más tarde que a otros países, pero ahora el país tiene la tasa más baja a nivel mundial.

 

F. El sistema de pensiones cojea, ya que debido a las reformas laborales realizadas por el gobierno, los españoles deberán pagar cuotas más años en la Seguridad Social. La disminución de las pensiones de los mayores supone un grave problema económico para los pensionistas y para sus respectivas familias que tienen como sustento económico dicho pago. Hay que destacar que la pensión media en España es de 827 euros mensuales.

 

G.La familia ha sufrido las peores consecuencias de la crisis que está atravesando España, pasando de ser una institución sustentada por los padres a otra mantenida por la escasa pensión de los abuelos. El modelo familiar de hoy poco tiene que ver con el de anteriores generaciones. Este cambio en la estructura familiar responde a los cambios de la sociedad actual, abarcando todos los ámbitos de la vida cotidiana. A medida que la sociedad cambia, el modelo familiar también sufre alteraciones.

 

ТекстABCDEFG
Заголовок

11.

Прочитайте текст и заполните пропуски A–F частями предложений, обозначенными цифрами 1–7. Одна из частей в списке 1–7 — лишняя. Занесите цифры, обозначающие соответствующие части предложений, в таблицу.

 

pasan por aquellos senderos A______________________ el Reino de Granada con el resto de Andalucía, Murcia y Portugal. Bajo esta marca se aglutinan recorridos con temáticas variadas como son historia, cultura, patrimonio, gastronomía, gentes, tradiciones. Ocho invitaciones В_________________, sus manifestaciones artísticas, sus monumentos y las relaciones históricas y sociales con el mundo magrebí.

Estas rutas no han sido elegidas al azar. Algunas fueron surgiendo debido a la necesidad de abastecer la capital del reino nazarí de productos como el pescado o la carne. Otras adquirieron fama С_______________________, como el alemán Münzer, uno de los primeros cristianos en visitar Granada en 1494, el escritor romántico Washington Irving o por científicos y geógrafos, como Ibn al—Jatib o León el Africano.

Los itinerarios discurren por tierras del interior, pero también por la costa mediterránea y atlántica. Ruta de los Nazaríes pasa D___________________, fundadores de la dinastía nazarí, la última que dominó el Reino de Granada. Esta Ruta, con destino final en Granada, concentra el mayor número de edificaciones fortificadas de Europa. Ruta del Califato discurre entre Córdoba y Granada. Córdoba fue la capital de la sabiduría del Occidente musulmán durante el período califal y era una E_____________________. El recorrido se adentra en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas y en la fértil vega granadina.

Ocho rutas turísticas y culturales desgranan la herencia andalusí F________________________ en Andalucía. Seguir hoy su pista es un viaje apasionante.

 

1. que los árabes dejaron durante siglos

2. por haber sido recorridas por viajeros ilustres

3. por las tierras de donde fue originaria la casa Nasar

4. que antaño fueron trazados para comunicar

5. para conocer la civilización hispano—musulmana

6. de los pueblos levantinos que dominaron la región

7. de las ciudades más adelantadas de su tiempo

 

 

ПропускABCDEF
Часть предложения

12.

Cuando empezó la guerra civil, Felipe

 

1) trabajaba por un partido republicano.

2) estaba recibiendo la formación de profesor de enseñanza secundaria.

3) vivía en Sevilla con su joven esposa.

4) celebraba las bodas en casa de su madre.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

13.

¿Qué sirvió de refugio a Felipe?

 

1) Un pozo hondo en casa de su madre.

2) El rincón más oscuro de la sala de estar.

3) El agujero de un ratón.

4) Un agujero hondo debajo de la cama matrimonial.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

14.

En el texto se dice que la presencia de Felipe en casa era secreto garantizado porque …

 

1) ningún pariente lo conocía.

2) lo conocían sólo la madre y la esposa.

3) el albañil que había hecho el escondite era buen hombre.

4) los vecinos pensaban que Felipe ya había muerto.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

15.

La expresión "un absurdo relato ininteligible" en el sexto párrafo se refiere al texto que Felipe redactaba…

 

1) usando palabras inventadas por él.

2) usando palabras raras del español.

3) empleando sólo extranjerismos.

4) consultando diccionarios de idiomas.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

16.

¿Por qué Felipe tenía que refugiarse en el agujero?

 

1) Si lo encontraran, podría perder la vida.

2) La madre y la esposa corrían el peligro de ser maltratadas por los falangistas.

3) A veces a casa de su madre venían investigadores.

4) No quería que alguien supiera que no había abandonado Sevilla.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

17.

Felipe esperaba que …

 

1) los republicanos vencieran en la guerra.

2) los países democráticos ayudaran a derrocar el régimen de Franco.

3) su aislamiento no durara mucho tiempo.

4) un día pudiera abandonar su refugio sin arriesgar la vida.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

18.

El narrador se quedó fascinado con el texto del cuaderno porque …

 

1) estaba escrito en verso.

2) le impresionó el esfuerzo enorme hecho por el autor.

3) se trataba de una obra extraordinaria.

4) la obra era de gran valor artístico.


Nueve años de esfuerzo

 

…Entonces el sevillano me contó su historia: era profesor de enseñanza secundaria, de los que por entonces se llamaron cursillistas, profesores formados a toda prisa para cubrir las plazas de los institutos que la República había creado. Cuando empezó la guerra tuvo que esconderse: durante la pasada campaña electoral había trabajado con entusiasmo por uno de los partidos republicanos...

Catedrático reciente de un reciente instituto, nuestro hombre estaba también recién casado: se había casado hacía pocas semanas, la guerra sorprendió a los esposos en casa de la madre del novio, viuda, que vivía en Sevilla.

En Sevilla la lucha fue larga y la confusión grande. Ante la perspectiva del previsible desenlace, el joven profesor imaginó y puso en práctica un ingenioso plan que le permitiera salvar el pellejo; y fue, conseguir de un albañil vecino suyo que, con el mayor secreto, le ayudara a preparar un escondite, especie de pozo excavado en el rincón oscuro de la sala interior donde el nuevo matrimonio tenía el dormitorio; un agujero bastante hondo para que él se metiera de pie; no había medio de que se notara nada debajo de la cama.

Lo acordado era que nadie sino la madre y la esposa, conocerían su presencia en la casa y su escondite. El albañil amigo, un buen hombre que nunca hubiera hablado, tampoco podía hablar ya, pues de todas maneras los fascistas lo liquidaron; de modo que era secreto garantizado: la madre y la esposa; el resto de la familia, cuando se interesaban por su paradero obtenían de ambas mujeres la mismísima respuesta que los vecinos curiosos y que las patrullas falangistas: Felipe (Felipe se llamaba) desapareció el día tal sin dejar dicho adónde iba, y desde entonces no habían vuelto a tener noticias suyas; lo más probable era que en aquellos momentos estuviese el infeliz bajo tierra.

Su vida se redujo, pues, con esto a la de un ratón que a la menor alarma corre a refugiarse en su agujero; o mejor, a la de un topo. En el agujero mismo, sólo se metía cuando alguien llegaba a la casa, ya fueran falangistas husmeantes, y a veces otros investigadores, que él oía rebuscar e interrogar, y amenazar y hasta maltratar a su madre y a su mujer, saltándosele el corazón de temor y de ira; no sólo se enterraba vivo cada vez que venían en su busca quienes quisieran matarlo sino también cuando acudían a preguntar por él quienes lo querían bien. Pero si en éste se refugiaba tan sólo cuando llegaba gente a la casa, vivía por lo demás encerrado en ella como un topo, sin salir nunca de la habitación oscura.

Ahí hacía su vida: para estar ocupado en algo y no volverse loco, se entretenía en tejer pañuelos de lana, que su madre vendía luego, o se aplicaba a tareas increíbles, tales como la de redactar, con una letrita minúscula, un texto de lenguaje confuso exclusivamente compuesto por nombres y adjetivos inusuales, sacados con paciencia del diccionario cuyos volúmenes adornaban el estante junto durante horas, iba escribiendo en un cuaderno un absurdo relato ininteligible, a pesar de hallarse formado por palabras todas ellas legítimas de la lengua castellana.

Me tendió el cuaderno, que traía dentro de una cartera; me hizo leer dos o tres párrafos, y aguardó el efecto con sonrisa satisfecha. Yo estaba de veras fascinado: aquello era poesía pura. «¿Cree usted que se podrá hacer algo con este trabajo?», me preguntó. No supe qué contestarle. Agregó: «Me da pena la idea de destruirlo. Son casi nueve años de esfuerzo».

¡Qué no será capaz de soportar el ser humano! Nueve años, casi. Primero, con la esperanza de que el gobierno republicano ganara la guerra; después, con la esperanza de que las democracias triunfaran del eje Berlín-Roma. Nueve años, uno tras otro, siempre a la espera de poder asomar sin peligro a la luz del día...

19.

Преобразуйте, если это необходимо, слово BUSCAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

MI PRIMER VIAJE A ESPAÑA

Cuando yo tenía 15 años lo que más quería era viajar a España. Ya España porque venía cinco años estudiando el español. Una mañana mi tío dijo que _______________________ a alguien quien pudiera ayudarlo en España.

20.

Преобразуйте, если это необходимо, слово PENSAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

MI PRIMER VIAJE A ESPAÑA

Yo rogué a Dios: "Quiero mucho que mi tío ___________________ en mí. Estoy segura de que podré ayudarle".

21.

Преобразуйте, если это необходимо, слово TRAER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

MI PRIMER VIAJE A ESPAÑA

Y en realidad fuimos juntos y pasamos diez semanas en España. Cuando regresamos ______________ muchos regalos para nuestras familias y muchos cuentos sobre España para nuestros amigos.

22.

Преобразуйте, если это необходимо, слово BUENO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

MI PRIMER VIAJE A ESPAÑA

Hasta hoy día recuerdo este viaje como uno de los _________________________ de mi vida.

23.

Преобразуйте, если это необходимо, слово PRACTICAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

LA ESGRIMA

¿Hay algún deporte olímpico que sea de procedencia española?

Sí. La esgrima. Nació como tal deporte en España en el último tercio del siglo XIX a raíz de la prohibición de los duelos. Muchas personas optaron por seguir _________________ esta actividad como entretenimiento y ya sin peligro pues los participantes estaban obligados a llevar protectores.

24.

Преобразуйте, если это необходимо, слово SER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

LA ESGRIMA

El Barón de Coubertín sugirió que la esgrima __________________ incluida en el programa de la primera Olimpiada moderna que se celebró en 1896.

25.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ELLA так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

LA ESGRIMA

_____________________ incluyeron y sigue en el programa olímpico hasta hoy día.

26.

Образуйте от слова DIPLOMA однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

“Por fin tengo trabajo, soy feliz”. Esas fueron las primeras palabras de María, __________________ de Trabajo Social, al

27.

Образуйте от слова BUSCAR однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

conseguir un empleo después de seis meses de __________________ infatigable. Ni me mencionó las horas ni la remuneración. He pensado que se ha producido un cambio de valores en los jóvenes: lo que importa ahora es conseguir el reconocimiento y el amor del resto del mundo, en lugar de un coche o unas vacaciones pagadas. Me gusta. Yo sé que el país saldrá adelante con esos jóvenes.

28.

Образуйте от слова PROFUNDO однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Estoy estos días en el extranjero, donde se está discutiendo en __________________ un debate sobre los factores relevantes

29.

Образуйте от слова ECONOMIZAR однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

para la futura __________________.

30.

Образуйте от слова PÉSIMO однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

De todas las razones en contra del _______________ arraigado en el sentimiento popular de tantos países de Europa, lo de menos son las razones de subidas: el aumento de la esperanza

31.

Образуйте от слова INDICAR однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

de vida, la bajada a nivel mundial de los ________________ de violencia, la irrupción de la ciencia en la cultura popular.

32.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) por eso

2) pues

3) como

4) porque


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

33.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) venían

2) llegaban

3) presenciaban

4) asistían


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

34.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) se tragó

2) se truncó

3) se trabó

4) se tapó


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

35.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) en

2) al fondo

3) encima

4) dentro


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

36.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) contarles

2) decirles

3) charlarles

4) hablarles


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

37.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) agarraba

2) llenaba

3) tocaba

4) atravesaba


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

38.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) faltaba

2) estaba

3) había

4) era


El lago de los monstruos

 

En un bosque había un lago oscuro en el que vivía un monstruo que se llamaba Monsta.

Monsta se había comido todos los monstruos que vivían en el lago y a todos los niños que se acercaban a la orilla, y 32 ______ tenía una barriga enorme y redonda, de modo que para moverse mejor, tenía que agarrarse a las ramas de los árboles.

Monsta estaba hambriento, pues ya no había nada que comer: los niños ya no 33 ______ a la orilla del lago porque tenían miedo.

Pero un día, un grupo de niños estaba jugando al fútbol cerca del lago y un niño tiró la pelota al agua. Monsta, que cada día tenía más hambre, miró a esa cosa redonda, pensó que se la podría comer y 34 ______ la pelota.

Entonces, los monstruos y los niños que estaban 35 ______ de la barriga, empezaron a jugar al fútbol, la barriga empezó a hincharse hasta que por fin se reventó.

Entonces todos los monstruos salieron fuera de la barriga y todos los niños se fueron corriendo a sus casitas a 36 ______ a sus padres todo lo que había pasado.

La barriga de Monsta se hizo pequeña y no 37 ______ el suelo. Podía caminar libremente y pensó: “Ya no voy a comer a nadie más”.

Y desde ese momento, Monsta sólo comía las frutas de los árboles que había cerca del lago. Como 38 ______ más monstruos en el lago, empezó a jugar con ellos. Y cuando los niños se acercaban a la orilla del lago, Monsta les daba un paseo por el lago en su enorme cola.

39.

Ha recibido una carta de su amigo español Carlos que escribe:

 

... Soy reservado: si tengo algún problema, tardo mucho en contarlo, me gusta pasar los malos ratos en soledad. Y tú, ¿cómo eres de carácter? ¿Qué haces cuando te enfrentas a algún problema? ¿Tienes un sueño que quieres cumplir?

En cuanto a mí, quiero tocar en el grupo de música que tenemos en el colegio.

 

Escriba la carta de respuesta contestando las preguntas de Carlos. Al final de la carta formule 3 preguntas al amigo español acerca de su afición por Escriba 100–140 palabras. Recuerde las reglas de escribir cartas personales.

40.

Выберите только ОДНО из двух предложенных высказываний и выразите своё мнение по предложенной проблеме согласно данному плану.

 

Comente uno de los temas que se proponen.

 

1. Los padres deberían dar más libertad a los hijos adolescentes.

2. Los libros impresos en papel pasan a la historia y pronto desaparecerán.

 

¿Qué opinión tiene usted y por qué? Escriba 200–250 palabras.

 

Escriba según el plan:

− exponga el problema parafraseando el enunciado;

− exponga su opinión personal y aduzca 2–3 argumentos para sostenerla;

− exponga una opinión contraria y aduzca 1–2 razones al respecto;

− muestre su desacuerdo con las afirmaciones anteriores y explique por qué usted no las acepta;

− elabore una conclusión reafirmando su opinión.

41.

Imagina que estás preparando un proyecto con su amigo. Has encontrado el material interesante para la presentación y quieres leer este texto a su amigo. Tienes 1,5 minutos para leer el texto en voz baja, luego estarás listo para leerlo en voz alta. No tendrás más de 1,5 minutos para leerlo.

 

Todos los diamantes se forman bajo un intenso calor y la presión por debajo de la tierra y son llevados a la superficie en las erupciones volcánicas. Se forman entre los 100 kilómetros bajo tierra. La mayoría se encuentra dentro de una roca volcánica y minan en áreas donde la actividad volcánica sigue siendo común. Cualesquiera otros diamantes se encuentran sueltos.

Veinte países en el mundo producen diamantes. Sudáfrica es el quinto más grande. Los diamantes están hechos de carbono puro. Así es el grafito, el material que el plomo en los lápices se hace a partir, pero con los átomos de carbono dispuestos de manera diferente. El diamante es una de las sustancias de origen natural más duro en la tierra, sino el grafito es una de las más suaves con una puntuación de un año y medio. El diamante más grande conocido es de 2.500 kilómetros de diámetro y mide diez billones de billones de billones de quilates. Encontrado directamente encima de Australia el diamante se sienta dentro de la estrella Lucy.

42.

Estudia el anuncio:

 

 

Estás pensando en visitar el servicio de ingenería y ahora desea obtener más información. En 1,5 minutos hace cinco preguntas directas para averiguar lo siguiente:

 

1) La lista completa de los servicios

2) Si usted puede obtener una tarjeta de descuento

3) Si trabajan los fines de semana

4) El número de clientes por día

5) Garantía que proporcionan

 

Tienes 20 segundos para cada pregunta.

43.

Imagina que mientras viajabas durante tus vacaciones tomaste algunas fotos. Elija una foto para presentarla a tu amigo.

 

 

Tendrás que empezar a hablar en 1,5 minutos y hablar unos 2 minutos (12-15 oraciones). En su charla recuerde hablar sobre:

 

• cuando te tomaste la foto

• qué / quién está en la foto

• que está sucediendo

• ¿Por qué te tomaste la foto

• por qué decidiste mostrar la imagen a tu amigo

 

Tienes que hablar continuamente, empezando con: "He elegido la foto número ...".

44.

Estudia las dos fotografías. En 1,5 minutos estará listo para comparar y contrastar las fotografías:

 

• da una breve descripción de las fotos (acción, lugar)

• dice lo que las fotos tienen en común

• dice de qué manera las imágenes son diferentes

• din cual grupo de estudiantes presentados en las fotos prefieres estar

• explica por qué

 

Tienes que hablar sólo no más de 2 minutos (12-15 oraciones). Tienes que hablar continuamente.