№№ заданий Пояснения Ответы Ключ Добавить инструкцию Критерии
Источник Раздел кодификатора ФИПИ
PDF-версия PDF-версия (вертикальная) PDF-версия (крупный шрифт) PDF-версия (с большим полем) Версия для копирования в MS Word
Вариант № 32155

1.

Вы услышите 6 высказываний. Установите соответствие между высказываниями каждого говорящего A–F и утверждениями, данными в списке 1–7. Используйте каждое утверждение, обозначенное соответствующей цифрой, только один раз. В задании есть одно лишнее утверждение. Вы услышите запись дважды. Занесите свои ответы в таблицу.

 

 

1. Nuevas experiencias me ayudan a crecer espiritualmente.

2. Hago todo lo posible para hacer nuestro mundo algo mejor.

3. Planeo mi tiempo libre, así saco el máximo rendimiento.

4. Tuve que cambiar drásticamente mi vida para sentirme bien.

5. Gracias a tener mascota hago ejercicio diariamente.

6. Paso en la oficina todos los fines de semana.

7. Me encanta pasar mi tiempo libre con mis seres queridos.

 

ГоворящийABCDEF
Утверждение

2.

Вы услышите диалог. Определите, какие из приведённых утверждений А–G соответствуют содержанию текста (1 – Verdadero), какие не соответствуют (2 – Falso) и о чём в тексте не сказано, то есть на основании текста нельзя дать ни положительного, ни отрицательного ответа (3 – No se menciona). Занесите номер выбранного Вами варианта ответа в таблицу. Вы услышите запись дважды.

 

 

A) Elena apenas habla inglés.

B) Elena domina varios idiomas extranjeros.

C) Los padres de Elena la apoyaron en su deseo de ser actriz.

D) Elena y Penélope Cruz son buenas amigas.

E) El primer encuentro de Elena con Antonio Banderas tuvo lugar en Los Ángeles.

F) La paella es uno de los platos que más le gusta cocinar a Elena.

G) Elena cree que su trabajo en papeles pequeños ha sido muy buena experiencia para ella.

 

Запишите в ответ цифры, расположив их в порядке, соответствующем буквам:

ABCDEFG
       

3.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Francisco Gorjón explica que los ninis son jóvenes que …

 

1) han sido despedidos por los recortes del gobierno.

2) no cursan estudios ni tienen empleo.

3) no logran montar su propio negocio.

4.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Francisco Gorjón opina que la actitud nini la fomentan …

 

1) las historias de éxito sin sacrificios.

2) los nuevos valores familiares y escolares.

3) las supersticiones de la cultura española.

5.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La presentadora comenta que a menudo los jóvenes …

 

1) fracasan en sus actividades profesionales.

2) ignoran los consejos de la gente mayor.

3) tienen miedo a tomar una decisión incorrecta.

6.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Javier reconoce que hace varios años él …

 

1) solicitó la tarjeta de demanda de empleo.

2) perdió su puesto de administrador de ventas.

3) se graduó de la universidad de Cádiz.

7.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La presentadora nos informa de que la situación laboral en Cádiz …

 

1) le ha quitado a Javier las ganas de buscar trabajo.

2) ha provocado la aparición de la generación nini.

3) ha mejorado notablemente en los últimos meses.

8.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Beatriz, la madre de Javier, asegura que en otras circunstancias su hijo …

 

1) se casaría con su novia.

2) se iría de Cádiz.

3) no sería tan vago.

9.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La presentadora dice que las generaciones anteriores …

 

1) se rindieron ante una situación similar.

2) afrontaron momentos todavía más duros.

3) tuvieron más suerte que los jóvenes de hoy.

10.

Установите соответствие между заголовками 1–8 и текстами A–G. Запишите свои ответы в таблицу. Используйте каждую цифру только один раз. В задании есть один лишний заголовок.

 

1. Nuevos clientes

2. Exito del dulce

3. Invento para tus sueños

4. ¡Imagínate una gitana!

5. Productos inútiles

6. Negocio más responsable

7. Recuperación del mercado

8. Comprar más a gusto

 

A. La locura por crear un aparato que consiga estar en todas las casas (o en todos los bolsillos), lleva a las compañías de electrónica a diseñar y desarrollar máquinas que fallan en cuanto se ponen a la venta, o ni ven la luz. Sus funciones no tienen ni pies ni cabeza, su diseño es horripilante, y hacen que los productos de la competencia sean mejores y se replete el mercado. Aparecen así los mayores fracasos de la tecnología de consumo.

 

B. Una cadena hotelera de Sevilla ofrece a sus dientas la posibilidad de disponer de un traje de gitana gratis durante su estancia en la ciudad, así como de recibir clases de sevillanas, una iniciativa exitosa entre las turistas nacionales y extranjeras. Tras ser maquilladas y con todos los complementos colocados por mujeres de Sevilla, las dientas reciben las nociones básicas del baile, a lo que también se apuntan numerosos hombres.

 

C. El caramelo "Chups" fue ideado por el industrial catalán Enric Bernat Fontlladosa. En 1957 tuvo la idea de hacer un caramelo que se pudiera agarrar con un palo. La inspiración le vino de dos hechos: los mayores consumidores de caramelos eran los niños y éstos acostumbran a sacarse el dulce de la boca con la mano. Nacía así un producto anunciado con el lema "Chupa Chups" que finalmente la gente asumió como el nombre del dulce.

 

D. La Semana Internacional de la Moda de Madrid muestra una actividad comercial que se ha beneficiado por la recuperación en el consumo de textil. Han acudido 1.039 firmas, cuya actividad económica es animada por "el clima de optimismo" que existe en el sector. Pese a la crisis los consumidores "son más fieles a las marcas que nunca", y es necesario que los productos se identifiquen en el mercado extranjero con España, el país de procedencia.

 

E. David es un ejemplo de una nueva raza de emprendedores que empiezan a nacer en España: los emprendedores sociales. Su objetivo no es hacerse rico, ni dominar el mundo. Es ayudar a los más necesitados. La organización mundial Ashoka, impulsora de empresas sociales, popularizó el término a mediados de los ochenta, aunque solo en los últimos años ha adquirido reconocimiento global.

 

F. Las tiendas de barrio realizan más de un tercio de las ventas habituales de alimentación y limpieza que requiere la población de España. Cada vez se tiende más a realizar la compra en un día determinado de la semana. La compra con entrega a domicilio va ganando adeptos, de forma particular entre los más jóvenes. Por el contrario, las personas de mayor edad prefieren "ver y tocar" lo que compran.

 

G. Dormir para muchos significa descansar y relajarse. Pero, para muchos otros, es más que eso. Implica un verdadero negocio, basado en la innovación. El inventor, John Huff, de 61 años, siempre estuvo interesado en la medicina y pasó mucho tiempo leyendo estudios de la circulación y la tonificación muscular. Por ello, se le ocurrió una forma de combinar beneficios sin tener la molestia: una cama que flote en el aire.

 

ТекстABCDEFG
Заголовок

11.

Прочитайте текст и заполните пропуски A–F частями предложений, обозначенными цифрами 1–7. Одна из частей в списке 1–7 — лишняя. Занесите цифры, обозначающие соответствующие части предложений, в таблицу.

 

ARTESANÍA DE LA AMABILIDAD

 

Los buenos modales empiezan a parecer habilidades complicadas que A____________ de la gente.

Hay gente maleducada que debió de perderse la clase el día que enseñaban cortesía. La encontramos por todas partes, tan pronto en forma de vecino que no saluda B______________, como con el uniforme de un conserje bruto o de un agente de policía grosero. La brusquedad en el trato se extiende por todas partes como una epidemia. Tanto en una oficina o en un hospital, como en el ámbito laboral o en el familiar. Nos vemos y nos hablamos casi sólo por fines prácticos, en situaciones donde lo que se persigue es C______________ con el otro, conocerle y confrontarse con él. ¿Para qué preocuparse por decir una palabra agradable si con un simple ademán brusco ya conseguimos lo que interesa?

Por suerte, todavía a nuestro alrededor quedan personas cordiales dispuestas a hacernos la vida más agradable en los pequeños detalles. Perduran en el habla expresiones del tipo 'gracias', 'perdón' o 'por favor' que deberían estar D______________ de la convivencia. Recibimos sonrisas de simpatía y gestos acogedores que nos hacen sentir bien. ¿Qué hace que unas personas E_______________mientras que otras parecen incapaces de emitir un solo signo de afecto, de aprobación o de reconocimiento? ¿Será simplemente que unos han nacido simpáticos y los otros son unos groseros sin arreglo?

Sin duda las malas formas dependen más de la formación que del carácter. Pero hay también algo de innato en la conducta de esos individuos. Al igual que existen discapacidades físicas o psíquicas, se podría hablar de «minusvalías comunicativas»: se trata de los que son incapaces de F______________ hacia los otros. A veces su comportamiento es consecuencia de una timidez; a veces sus reacciones obedecen a una fobia. Las malas formas no siempre indican mal carácter, sino que surgen como síntomas de otra dolencia de raíz más honda.

 

1. resultar desagradables

2. que parecía querer romperse ante tanto peso

3. tender puentes de afecto y comunicación positiva

4. no están al alcance

5. se expresen con cordialidad

6. al cruzarse con nosotros en el portal

7. esculpidas en piedra como mandamientos básicos

 

ПропускABCDEF
Часть предложения

12.

Al final de la tarde Pepito no sabía de qué ocuparse, así que ...

 

1) empezó a quejarse a los abuelos.

2) decidió salir a la calle contra viento y marea.

3) tuvo que acostarse más temprano de lo habitual.

4) se entusiasmó al recibir el permiso de jugar en el trastero.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

13.

Mientras el chico estaba abajo jugando …

 

1) se cayó por la escalera saltando con una pierna.

2) oyó un ruido extraño y muy intenso en el sótano.

3) puso en orden todas las cosas viejas dejadas allí.

4) se asustó mucho al ver moverse algo extraño en una caja.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

14.

¿Qué hizo el niño después de jugar toda la tarde en el sótano?

 

1) Pidió a su padre que le comprara unos juguetes nuevos.

2) Volvió a su casa y le contó a su padre sobre su hallazgo.

3) Se quedó en casa de los abuelos para no dejarles solos.

4) Pidió a los abuelos que le dejaran llevarse unas cosas.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

15.

La frase «sacarlos a escondidas» en el tercer párrafo quiere decir que ...

 

1) Pepito quería recoger los juguetes sin que lo vieran los abuelos.

2) el padre decidió limpiar el sótano tirando todos los trastos.

3) el protagonista pidió permiso para vender las antigüedades.

4) el chico pidió que su padre le permitiera tomar varios juguetes.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

16.

¿Qué pensó el padre de Pepito sobre su idea de reparar los juguetes?

 

1) Le pareció de poco respeto tocar las cosas que pertenecían a sus padres.

2) Prestó a desgana al niño todas las herramientas necesarias.

3) Le pareció poco razonable debido a que los juguetes eran muy viejos.

4) Apoyó a su hijo haciendo con él todos los preparativos para la fiesta.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

17.

Al ver los juguetes reparados, los abuelos ...

 

1) los reconocieron aún pasados tantos años.

2) empezaron a reírse del nieto y de su padre.

3) no creyeron que eran sus propios muñecos.

4) los pusieron en su habitación para que nadie los tocara.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

18.

Al final de la historia Pepito comprendió que …

 

1) lo más interesante es jugar con los juguetes de sus abuelos.

2) sus abuelos son magos y saben obrar maravillas.

3) los mayores guardan dentro tiernos recuerdos de su infancia.

4) los mayores no deben guardar secretos en los sótanos.


Juguetes

Pepito pasaba esa tarde lluviosa en casa de sus abuelos. Su abuelo estaba durmiendo una siesta, la abuela estaba cosiendo frente a la tele y Pepito ya se había cansado de leer, pintar y jugar. No sabía qué más hacer y se aburría mirando la lluvia en la ventana. La abuela, cansada de oírlo gruñir, le dijo que bajara al sótano que estaba lleno de cosas, a ver si encontraba algo divertido. Pepito no se lo pensó dos veces.

Bajó corriendo las escaleras recordando todas las cosas que había visto allí: arcones con ropa antigua, misteriosas cajas cerradas, animales disecados, figuritas de porcelana, ¡un montón de cosas para revolver! Y a revolver se puso en cuanto llegó. Abrió arcones y cajas, movió sillas y desordenó ropas y papeles. Y cuando más entretenido estaba, ¡bum!, un golpe muy fuerte le hizo dar un salto. Pepito, despacio, se acercó a ver qué era. “¿Qué podrá ser?” — pensaba. Lo que Pepito encontró fue una caja con un montón de juguetes: un camión rojo, un caballo de madera, una muñeca de trapo, un cochecito de bebé, una peonza, una pelota amarilla y muchas cosas más. Los juguetes se veían viejos y estropeados, pero eso no le importó a Pepito que jugó con ellos durante toda la tarde.

Luego, camino a casa, Pepito le contó a su papá lo de los juguetes, y su papá le dijo que serían de sus abuelos, que seguramente ni recordaban que estaban ahí y que les haría ilusión volver a verlos. De repente, Pepito, que llevaba días pensando en qué podía regalar a sus abuelos para su aniversario, tuvo una idea fantástica: reparar aquellos juguetes para ellos. Le preguntó a su papá si le ayudaría a sacarlos a escondidas de casa de los abuelos para arreglarlos. A su papá le pareció una gran idea y, dicho y hecho, al día siguiente sacaron los juguetes sin que los abuelos se enteraran.

Durante días, Pepito y su papá trabajaron pintando, cosiendo, atornillando y arreglando los juguetes y dejándolos como nuevos. El niño veía en los ojos de su padre un extraño brillo, una pequeña luz que salía de sus ojos, pero pensó que eran imaginaciones suyas y no dijo nada. Un día, por fin acabaron de arreglar los juguetes, los envolvieron en un bello papel de regalo y los llevaron a la casa de sus abuelos. Cuando los abuelos comenzaron a abrir el regalo, sus ojos se llenaron de luz. Una sonrisa les llenó la cara y pequeñas brillantes lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. Aquellas lágrimas se fueron haciendo cada vez más brillantes, tanto que, durante un momento, Pepito cerró los ojos. Cuando los abrió, le pareció que, en lugar de las caras arrugadas de sus abuelos, veía a una niña que mecía una muñeca en sus brazos y a un niño montado en el caballo de madera…

¡Era tanta la felicidad que sus abuelos sintieron al ver sus antiguos juguetes! Aquella tarde, su casa se llenó de risas y canciones infantiles, y esa magia duró hasta que llegó la hora de guardar los juguetes. En ese momento, sus abuelos volvieron a ser adultos, pero no les importó, porque sabían que, cada vez que sacaran los juguetes para jugar con Pepito, la magia volvería a producirse y volverían a ser niños. Y sus abuelos le dieron las gracias a Pepito por hacerles el regalo más bello de su vida.

Así aprendió Pepito que todos los juguetes tienen algo de magia y que, si se fijaba bien en los ojos de los adultos, podía ver en el fondo a un niño o una niñaque le sonreían y que era cuestión de encontrar la magia adecuada para sacar a esos niños del interior de los adultos. Y cuando Pepito se hizo mayor, siempre que se sentía un poco triste, usaba esa magia para transformarse en niño y jugar y ver la vida con ojos infantiles y recuperar la ilusión, la fantasía y las risas.

19.

Преобразуйте, если это необходимо, слово NOSOTROS так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

VAMOS A BOLIVIA

 

Bolivia es un vivo ejemplo de la unidad en diversidad. Este país __________________ ofrece una magnífica cultura representada por sus habitantes de decenas de etnias.

20.

Преобразуйте, если это необходимо, слово INSCRIBIRSE так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

En este contexto os aconsejamos que __________________ en un curso de español en Bolivia.

21.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ESTUDIAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Los alumnos hacen una parte del curso en Potosí, una encantadora ciudad colonial, y después siguen __________________ en la costa del Titicaca.

22.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ENSEÑAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

UN LORO INTELIGENTE

 

Ricardo recibió un loro como regalo; ya era un loro adulto. Decía palabrotas a cada paso porque sus antiguos amos se las __________________.

23.

Преобразуйте, если это необходимо, слово PERDER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Ricardo trató de corregir el vocabulario del loro, pero en vano. Llegó un día en que Ricardo __________________ la paciencia y metió al loro en el congelador. Pronto Ricardo se arrepintió.

24.

Преобразуйте, если это необходимо, слово BUENO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Al sacar al loro Ricardo se asombró pues el loro le habló así: “Siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje. Discúlpame. Trataré de ser __________________ que antes.”

25.

Преобразуйте, если это необходимо, слово PREGUNTARME так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Ricardo estaba a punto de preguntarle qué lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuó: “¿Te puedo preguntar una cosa?”- Sí, claro __________________” – contestó Ricardo. – “¿Qué fue lo que hizo el pollo?”

26.

Образуйте от слова ESTAR однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Navidades globales

 

En España, el primer árbol de Navidad se vio en 1870 en el palacio madrileño del duque de Sesto, cuya esposa Sofía Troubetzkoy, se había familiarizado con estos adornos durante su __________________ en las cortes de San Petersburgo y París.

27.

Образуйте от слова GIGANTE однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Hoy es uno de los símbolos navideños más internacionales, algunos cuentan ya con su propia historia, como el abeto _____________ que se instala desde 1948 en la londinense plaza de Trafalgar.

28.

Образуйте от слова ÚTIL однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Los guatemaltecos dan inicio a las festividades navideñas haciendo hogueras donde irán a parar todos los objetos _________________.

29.

Образуйте от слова HERIR однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Es curioso que los italianos hacen algo parecido el 31, arrojando por las ventanas cachivaches viejos, a pesar de que las autoridades no alientan una costumbre que ha provocado más de un ____________ por los objetos que caen desde las casas.

30.

Образуйте от слова INTENSO однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

La Navidad se vive muy ________________ en Finlandia donde se celebra “la pequeña Navidad”: los amigos y los familiares se visitan y hablan de la proximidad de las fiestas.

31.

Образуйте от слова CUBRIR однокоренное слово так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

En Polonia, un país de hondas creencias católicas, se pone en la mesa un ___________más en Nochebuena por si llega un huésped inesperado al que nunca se negaría cobijo.

32.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) espacio

2) aire

3) modo

4) tiempo


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

33.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) mucho

2) algo

3) nadie

4) nunca


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

34.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) obsequian

2) alaban

3) proponen

4) ofrecen


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

35.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) medidas

2) mediados

3) medianos

4) medios


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

36.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) hasta

2) para

3) desde

4) de


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

37.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) menos

2) cambio

3) alto

4) vez


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

38.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) escribanía

2) barbería

3) artesanía

4) carpintería


EL RASTRO

 

Cualquier mañana de domingo o festivo que se pasee por el casco antiguo de Madrid se tiene la sensación de que los transeúntes caminan en una misma dirección, que dirigen sus pasos hacia la confluencia de La Latina, Lavapiés y Embajadores. Precisamente es en las calles de esos barrios donde se monta cada semana el Rastro, probablemente el mercado al 32 ______ libre más conocido de España.

Unos no van a comprar nada en concreto, aunque 33 ______ se sabe. Otros buscan antigüedades, ropa de segunda mano o nueva, libros y revistas usadas, herramientas, piezas mecánicas, baratijas … Muchos también aprovechan para probar las tapas y los platos tradicionales que 34 ______ los bares y tabernas del barrio.

El Rastro debe su nombre a una plaza que dejó de llamarse así. Ahora se llama Plaza de Cascorro, pero tenía el nombre de Plaza del Rastro cuando, a 35 ______ del siglo XVIII, se permitió en esa zona la venta ambulante.

Mucho ha cambiado el Rastro 36 ______ entonces. La Villa de Madrid, que entonces no llegaba a los 200.000 habitantes, se ha convertido en una metrópoli de casi cuatro millones de habitantes y con un área de más de seis millones.

En todo este tiempo el Rastro ha perdido parte de su papel original y ha ganado en 37 ______ otros usos y otros clientes. Ha desaparecido, por ejemplo, la venta de animales vivos o carne, al tiempo que han adquirido una gran parte del espacio las antigüedades, la ropa y los objetos de 38 ______ y recuerdos que normalmente atraen a los turistas.

39.

На recibido una carta de su amiga española Paula que escribe:

 

... Sabes,¡necesito mucho ta consejo! Hacia dos años que salí por primera vez en el ciber- espacio para encontrar amigos. Antes llevaba pocas amistades porque soy muy tímida, y todas ellas viven en nuestra pequeña ciudad. Y de repente, conocí a mucha gente. Ahora me comunico con todas las partes del mundo. Por eso me siento feliz.

Y tú, ¿sueles comunicarte en las redes sociales?¿Tienes tu red social preferida?¿Tienes muchos amigos? Hace poco mis padres me han dicho que no les gusta que yo dedique mucho tiempo a Internet...

 

Escriba la carta de respuesta contestando las preguntas de su amiga. Al final de la carta formule 3 preguntas a la amiga española acerca de sus amistades. Escriba 100−140 palabras. Recuerde las reglas de escribir cartas personales.

40.

Выберите только ОДНО из двух предложенных высказываний и выразите своё мнение по предложенной проблеме согласно данному плану.

 

Comente uno de los temas que se proponen.

 

1. Hay que contar con la opinión de los padres a la hora de elegir la futura profesión.

2. Según algunas personas, el deporte profesional es muy traumático y por eso es nada saludable para el hombre.

 

¿Qué opinión tiene usted y por qué? Escriba 200–250 palabras.

 

Escriba según el plan:

− exponga el problema parafraseando el enunciado;

− exponga su opinión personal y aduzca 2–3 argumentos para sostenerla;

− exponga una opinión contraria y aduzca 1–2 razones al respecto;

− muestre su desacuerdo con las afirmaciones anteriores y explique por qué usted no las acepta;

− elabore una conclusión reafirmando su opinión.

41.

Imagina que estás preparando un proyecto con su amigo. Has encontrado el material interesante para la presentación y quieres leer este texto a su amigo. Tienes 1,5 minutos para leer el texto en voz baja, luego estarás listo para leerlo en voz alta. No tendrás más de 1,5 minutos para leerlo.

 

El Champagne no fue inventado en Francia. Puede venir como una sorpresa — incluso un ultraje — a ellos, pero el Champagne es un invento Inglés. Como cualquiera que haya hecho su propia cerveza de jengibre sabe, fermentación produce naturalmente burbujas. El problema ha sido siempre el control de la misma. El Inglés desarrolló un gusto por el vino efervescente en el siglo XVI, la importación de barriles de vino plana verde de Champagne y la adición de azúcar y melaza para iniciar la fermentación. También desarrollaron las fuertes botellas y tapones de vidrio con carbón para contenerla.

Un vacío legal permite únicamente a los estadounidenses a llamar a sus vinos espumosos Champagne. El Tratado de Madrid decretó que sólo la región de Champagne puede utilizar ese nombre. Esto fue reafirmado por el Tratado de Versalles, pero los EE.UU. firmaron un acuerdo de paz por separado con Alemania. Cuando se levantó la prohibición, Cata de comerciantes americanos se aprovecharon de este vacío legal, vender libremente su propio Champagne, para gran disgusto de los franceses.

42.

Estudia el anuncio:

 

 

Estás pensando en pasar una semana en el recurso y ahora desea obtener más información. En 1,5 minutos hace cinco preguntas directas para averiguar lo siguiente:

 

1) Los descuentos para clientes habituales

2) Ofertas especiales

3) Entretenimiento

4) Personal multilingüe

5) Si se puede pagar con tarjeta de crédito

 

Tienes 20 segundos para cada pregunta.

43.

Imagina que mientras viajabas durante tus vacaciones tomaste algunas fotos. Elija una foto para presentarla a tu amigo.

 

 

Tendrás que empezar a hablar en 1,5 minutos y hablar unos 2 minutos (12-15 oraciones). En su charla recuerde hablar sobre:

 

• cuando te tomaste la foto

• qué / quién está en la foto

• que está sucediendo

• ¿Por qué te tomaste la foto

• por qué decidiste mostrar la imagen a tu amigo

 

Tienes que hablar continuamente, empezando con: "He elegido la foto número ...".

44.

Estudia las dos fotografías. En 1,5 minutos estará listo para comparar y contrastar las fotografías:

 

• da una breve descripción de las fotos (acción, lugar)

• dice lo que las fotos tienen en común

• dice de qué manera las imágenes son diferentes

• dice que equipo presentado en las fotos prefieres

• explica por qué

 

Tienes que hablar sólo no más de 2 minutos (12-15 oraciones). Tienes que hablar continuamente.