СДАМ ГИА: РЕШУ ЕГЭ
Образовательный портал для подготовки к экзаменам
Испанский язык
≡ испанский язык
сайты - меню - вход - новости


Задания
Версия для печати и копирования в MS Word
Задание 17 № 491

La protagonista consiguió empezar la conversación con Ilaria pero ésta …

 

1) la rechazó como madre.

2) rompió en llanto.

3) se volvió de golpe sin hacerle caso.

4) no quiso responder a su madre.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

Cuando Ilaria llevaba seis años en la universidad me preocupó un silencio más prolongado que los anteriores, y cogí el tren para ir a verla. Nunca lo había hecho desde que estaba en Padua. Cuando abrió la puerta se quedó aterrorizada. En vez de saludarme, me agredió: «¿Quién te ha invitado? – y sin darme siquiera el tiempo de contestarle, añadió: Deberías haberme avisado, justamente estaba a punto de salir. Esta mañana tengo un examen importante». Todavía llevaba el camisón puesto, era evidente que se trataba de una mentira. Simulé no darme cuenta y le dije: «Paciencia, quiero decir que te esperaré, y después festejaremos juntas el resultado». Poco después se marchó de verdad, con tanta prisa que se dejó sobre la mesa los libros.

Una vez sola en la casa, hice lo que cualquier otra madre habría hecho: me di a curiosear por los cajones, buscaba una señal, algo que me ayudase a comprender qué dirección había tomado su vida. No tenía la intención de espiar, de ponerme en plan de censura o inquisición. Sólo había en mí una gran ansiedad y para aplacarla necesitaba algún punto de contacto. Salvo octavillas y opúsculos de propaganda revolucionaria, no encontré nada, ni un diario personal o una carta. En una de las paredes de su dormitorio había un cartel con la siguiente inscripción: la familia es tan estimulante y ventilada como una cámara de gas. A su manera, aquello era un indicio.

Ilaria regresó a primera hora de la tarde. Tenía el mismo aspecto de ir sin aliento que cuando salió. «¿Cómo te fue el examen?», pregunté con tono más cariñoso posible. «Como siempre –y, tras una pausa, agregó: ¿Para esto has venido, para controlarme?» Yo quería evitar un choque, de manera que con tono tranquilo y accesible le contesté que sólo tenía un deseo: que hablásemos un rato las dos.

«¿Hablar? –repitió incrédula. Y, ¿de qué?»

«De ti, Ilaria», dije entonces en voz baja, tratando de encontrar su mirada. Se acercó a la ventana, mantenía la mirada fija en un sauce algo apagado. «No tengo nada que contar; por lo menos, a ti. No quiero perder el tiempo con charlas intimistas y pequeñoburguesas». Después desplazó la mirada del sauce a su reloj de pulsera y dijo: «Es tarde, tengo una reunión importante. Tienes que marcharte». No obedecí: me puse de pie, pero en vez de salir me acerqué a ella y cogí sus manos entre las mías. «¿Qué ocurre? –le pregunté. ¿Qué es lo que te hace sufrir?» Percibía que su aliento se aceleraba. «Verte en este estado me hace doler el corazón –añadí. Aunque tú me rechaces como madre, yo no te rechazo como hija. Querría ayudarte, pero si tú no vienes a mi encuentro no puedo hacerlo». Entonces la barbilla le empezó a temblar como cuando era niña, y estaba a punto de llorar, apartó sus manos de las mías y se volvió de golpe. Su cuerpo delgado y contraído se sacudía por los sollozos profundos. Le acaricié el pelo. Se dio la vuelta de golpe y me abrazó escondiendo el rostro en mi hombro. «Mamá –dijo–, yo ... yo ...»

En ese preciso instante se oyó el teléfono.

–Deja que siga llamando –le susurré al oído. Como conocía su fragilidad, estaba preocupada.

–No puedo –contestó enjugándose las lágrimas.

Cuando levantó el auricular su voz volvía a ser metálica, ajena. Por el breve diálogo comprendí que algo grave tenía que haber ocurrido. Efectivamente, en seguida me dijo: «Lo siento, pero realmente ahora debes marcharte».

1
Задание 12 № 486

Ilaria, la hija de la narradora, al ver a su madre en el umbral de su casa mostró …

 

1) mucha irritación pero la dejó pasar.

2) cierta indiferencia y la dejó entrar.

3) mucha alegría y la invitó gustosamente.

4) alegría pero fingió tener mucha prisa.

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.

2
Задание 13 № 487

Ilaria al saludar a su madre se marchó de casa precipitadamente porque …

 

1) no quería festejar el examen con su madre sino con sus amigos.

2) tenía una reunión importante con los amigos.

3) no tenía ganas de ver a su madre.

4) tenía un examen en la Universidad.

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.

3
Задание 14 № 488

¿Por qué la protagonista, una vez sola en la casa de Ilaria, empezó a revisar los

cajones?

 

1) Le gustaba espiar a la gente.

2) Quería encontrar cartas amorosas de su hija.

3) Quería pillar a su hija en una mentira.

4) Tenía mucha preocupación por la vida de Ilaria.

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.

4
Задание 15 № 489

La protagonista vino preocupada a casa de su hija Ilaria porque …

 

1) quería visitarla de vez en cuando.

2) quería controlarla.

3) necesitaba establecer la relación perdida hace tiempo con ella.

4) necesitaba informarse de sus estudios.

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.

5
Задание 16 № 490

¿De qué quería hablar la narradora con Ilaria?

 

1) Del encuentro que tendría pronto.

2) De la vida de su hija.

3) De cosas insignificantes.

4) De los amigos de su hija.

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.

6
Задание 18 № 492

La narradora tuvo que marcharse de la casa de su hija sin hablar porque …

 

1) ya era hora de irse.

2) algo grave había ocurrido en su propia casa.

3) comprendió que Ilaria tenía prisa.

4) Ilaria volvió a ser ajena y dura.

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.

Пояснение.

"Entonces la barbilla le empezó a temblar como cuando era niña, y estaba a punto de llorar", "–No puedo – contestó enjugándose las lágrimas."

Источник: Демонстрационная версия ЕГЭ—2012 по испанскому языку.