№№ заданий Пояснения Ответы Ключ Добавить инструкцию Критерии
Источник Раздел кодификатора ФИПИ
PDF-версия PDF-версия (вертикальная) PDF-версия (крупный шрифт) PDF-версия (с большим полем) Версия для копирования в MS Word
Вариант № 20

Демонстрационная версия ЕГЭ—2010 по испанскому языку.

1.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

La pareja quería una habitación individual.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

2.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

La habitación no tenía vista al mar.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

3.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

Según el recepcionista la habitación era pequeña.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

4.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

El señor entregó dos pasaportes.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

5.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

El señor pidió una botella de agua con gas.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

6.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

El restaurante estaba abierto hasta muy tarde.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

7.

Вы услышите диалог дважды. Определите, является ли следующее утверждение верным, или неверным, или о нем нет информации.

 

 

El restaurante es muy caro.

1) Verdadero
2) Falso
3) No se menciona
Расшифровка записи

En el hotel

 

Señor: Buenas noches. Perdone que le moleste, ¿tiene usted una habitación? Quisiéramos una doble, si es usted tan amable.

Recepcionista: ¿Tienen reserva?

Señor: Pues no.

Recep-ta: Entonces no hay nada.

Señor: ¿Nada, nada, nada?

Recep-ta: Pues, nada de nada.

Señor: Alguna cancelación a última hora, algo...

Recep-ta: Tendría que averiguar. Espere. ¡Paco! ¿La quinientos veinticinco está libre?... Pues sí, parece que han tenido ustedes suerte. Ahora bien, no tiene vista al mar, que conste. ¿Tienen mucho equipaje?

Señor: Bastante. Por cierto, ¿puede decirle al maletero que vaya descargando el coche?

Recep-ta: ¡Ah, no! De eso nada. Ya no tenemos maletero ni portero. Han reducido el personal. Tendrán que subir ustedes las maletas. De todas maneras yo lo que quería decir es que si tienen mucho equipaje, no lo lleven todo a la habitación, que no les va a caber.

Señor: La habitación es pequeña.

Recep-ta: ¿Pequeña?, no señor, pero no es un almacén. Si no le gusta, oiga ...

Señor: Me encanta. Déme la llave, caballero, y tú, Pepita, empieza a cargar.

Recep-ta: Un documento, por favor.

Señor: Le dejo mi carnet de identidad. Espere ... no lo tengo aquí: lo he dejado en el coche. Lo traigo luego. Dale el tuyo, Pepita.

Recep-ta: ¡La llave, señor! Se le ha olvidado la llave. Mañana le devuelvo el documento. El suyo tráigalo mañana ... ¿Tengo que llamarles para despertar?

Señor: ¡Ah, sí! A mí llámeme a las siete y media, y a mi mujer a las diez, diez y cuarto.

Recep-ta: Bien. ¿Quieren una caja fuerte?

Señor: ¿Está en la habitación o aquí, en la recepción?

Recep-ta: Si la quieren en la habitación deben pagarla aparte.

Señor: De acuerdo. Y con su permiso ... Quisiera saber si hay servicio de habitaciones en su hotel.

Recep-ta: Claro que lo hay, pero a estas horas ya está cerrado.

Señor: ¿Y no habría manera de que nos subieran una botella de agua?

Recep-ta: Pídasela a la camarera, tal vez, le consiga una ...

Señor: Gracias, muy amable. ¿Podría decirme si hay por aquí cerca algún restaurante? Es que hemos hecho un viaje rápido y no hemos podido comer en el camino.

Recep-ta: Sí, a la vuelta de la esquina hay un restaurante muy bueno y además abierto hasta la madrugada. Es de cocina gallega, para que se entere.

Señor: Muy bien. Nos encanta la cocina gallega, es riquísima. Le agradezco mucho la información.

8.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La bailaora dice que tenía una niñez ...

 

1) feliz.

2) desgraciada.

3) aburrida.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

9.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Doña Cristina cuenta que bailaba a solas porque se sentía ...

 

1) confusa.

2) desdichada.

3) avergonzada.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

10.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La bailaora recuerda que su padre siempre la ...

 

1) castigaba.

2) animaba.

3) besaba.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

11.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Según la bailaora su familia no quiso que ella ...

 

1) regresara de Nueva York.

2) se quedara en Sevilla.

3) fuera a Madrid.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

12.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Doña Cristina dice que para obtener éxito no bastaba con ...

 

1) bailar bien.

2) ser bonita.

3) tener buenas formas.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

13.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

La bailaora confiesa que al principio bailaba a la manera ...

 

1) asturiana.

2) andaluza.

3) madrileña.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

14.

Вы услышите репортаж дважды. Выберите правильный ответ 1, 2 или 3.

 

 

Según la bailaora con Antonio Gades aprendió ...

 

1) bastante.

2) poco.

3) mucho.

Расшифровка записи

Periodista: Doña Cristina, en su familia nadie se dedicaba al baile, además estaban bastante ocupados con sobrevivir. Entonces, ¿de dónde apareció su afición al baile?

Bailaora: Nací en el centro de Sevilla, en una gran familia. Mi padre trabajaba en lo que podía, como todos los andaluces, porque en Andalucía los tiempos después de la Guerra Civil fueron muy duros. Recuerdo que pasamos muchísimas necesidades, aunque no conocí el hambre, porque pan para comerlo había en cualquier sitio. Sin embargo, conservo los recuerdos de una infancia feliz, rodeada de cariño y amor ... hasta que un día mi padre compró una radio ...

Periodista: Y en aquella pobre casa, donde vivir cada día era un verdadero esfuerzo, nació de pronto la música. ¿Se convirtió en la primera llamada de un mundo desconocido?

Bailaora: Sí, porque mientras las otras niñas jugaban, yo bailaba en un rincón de la cocina. Y lo hacía como podía, pues nunca había visto bailar a nadie. En nuestro barrio no se daban espectáculos artísticos como en otros barrios. Y yo seguía bailando sin que me viera nadie, porque me daba una vergüenza terrible. Mis padres me decían: “Te vamos a llevar a un sitio donde van muchos niños a bailar”, pero yo me negaba categóricamente. Pero continuaron insistiendo tanto que un día bailé ante la gente. Tenía once años y experimenté esa emoción que produce el contacto con el público.

Periodista: Y se enamoró para siempre del teatro y del baile. Nunca los traicionó. Pero, ¿cuáles fueron esos primeros complejos adolescentes que tuvo?

Bailaora: Yo, sí, tenía complejos. Físicamente era todo lo contrario de una bailaora. Era una niña delgadita, pequeña ... Pero mi padre me animaba siempre, me decía que iba a ser grandísima, iba a bailar mejor que los demás. Esa confianza que me daba me hacía sentir maravillosamente. La lástima es que mi pobre padre murió muy joven y no pudo ver mi éxito. Comencé a trabajar como profesional a los dieciséis años.

Periodista: Su primera gran actuación la tuvo en la Feria Mundial de Nueva York. Allí descubrió ese otro mundo que estaba más allá de Sevilla. ¿Qué supuso ese encuentro con otras culturas en su formación de artista?

Bailaora: Me impresionó muchísimo ... A partir de aquel viaje todo fue distinto. Cuando regresé a Sevilla, sentí una gran inquietud por conocer otras cosas. Así que decidí ir a Madrid. Fue una decisión dura porque mi familia no lo deseaba. En ese momento, el flamenco estaba relacionado con el mundo de los negocios, y había mujeres muy guapas, de cuerpos formidables y que bailaban bien. Y yo era delgada, no muy bonita ... No bastaba con bailar bien para salir adelante.

Periodista: Hasta que un día apareció ese príncipe azul de sus sueños, Antonio Gades. ¿Qué fue para usted este encuentro?

Bailaora: Cuando conocí a Antonio Gades, él me dijo que iba a montar un nuevo ballet y necesitaba una compañera. Yo, en aquel entonces bailaba a la manera andaluza, muy anárquica, con mucha pasión, pero la gente que estaba en Madrid tenía una técnica distinta. Así que tuve que aprender y entrenar este estilo madrileño nuevo para mí. Me preparé y al cabo de un año Gades me invitó a su compañía. Estuvimos veinte años juntos. Con él aprendí muchísimo y aquella etapa fue fundamental para mí.

15.

¿Por qué el tío Ramón no se cuenta de los robos desde principio?

 

1) El tío Ramón estaba ocupado.

2) Los chicos llevaban pocas cosas a la vez.

3) Los chicos cerraban bien la caja.

4) El tío Ramón no pensaba que pudieran hacerlo.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

16.

No sirvieron las palabras dulces ni castigos porque los niños …

 

1) no sabían qué responder.

2) tenían su propio código moral.

3) tenían miedo.

4) se sentían inocentes.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

17.

El tío Ramón ha exigido que …

 

1) le dejen en paz.

2) no abran el armario sin su permiso.

3) le pidan perdón.

4) dejen de robar las cosas.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

18.

El tío Ramón invitó al detective …

 

1) para determinar quién era el ladrón.

2) para que éste vigilara el armario.

3) para que buscara las cosas perdidas.

4) para meter a los niños en la cárcel.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

19.

¿Quién era el culpable?

 

1) Ninguno.

2) El hermano Juan.

3) El chófer.

4) Los tres chicos.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

20.

¿Por qué el tío Ramón no les castigó a los chicos?

 

1) El tío Ramón no tenía derecho.

2) Al tío Ramón no le dio tiempo.

3) La madre se lo había pedido.

4) Los chicos le pidieron perdón.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

21.

¿Qué se le ocurrió al protagonista dos años más tarde?

 

1) El tío Ramón les había gastado una broma.

2) No se había descubierto al ladrón.

3) Los había denunciado la madre.

4) Uno de los chicos lo había dicho al tío Ramón.


Прочитайте текст и выполните задания А15-А21. В каждом задании обведите цифру 1, 2, 3 или 4, соответствующую выбранному вами варианту ответа.

 

El tío Ramón tenía un armario grande donde guardaba bajo llave su ropa y sus tesoros: una colección de revistas profesionales, cartones de cigarrillos, cajas de chocolates y licor. Mi hermano Juan descubrió la forma de abrirlo con un alambre enroscado y así nos convertimos en expertos ladrones. Si hubiéramos tomado unos pocos chocolates o cigarrillos, se habría notado, pero sacábamos una capa completa de bombones y volvíamos a cerrar la caja con tal perfección que parecía intacta y sustraíamos los cigarrillos por cartones, nunca por unidades o por cajetillas. El tío Ramón tuvo las primeras sospechas en La Paz. Nos llamó por separado, un niño a la vez, y trató de obtener una confesión o que delatáramos al culpable, pero no le sirvieron palabras dulces ni castigos, admitir el delito nos parecía una estupidez y en nuestro código moral una traición entre hermanos era imperdonable. Un viernes por la tarde, cuando regresamos del colegio, encontramos al tío Ramón y a un hombre desconocido esperándonos en la sala.

– Estoy cansado de la falta de honestidad que reina en esta familia, lo menos que puedo exigir es que no me roben en mi propia casa. Este señor es un detective de la policía. Les tomará las huellas digitales a los tres, las comparará con las marcas que hay en mi armario y así sabremos quién es el ladrón. Ésta es la última oportunidad de confesar la verdad...

Pálidos de terror, mis hermanos y yo bajamos la vista y apretamos los dientes.

– ¿Saben lo que les pasa a los delincuentes? Se pudren en la cárcel -agregó el tío Ramón.

El detective sacó del bolsillo una caja de lata. Al abrirla vimos que contenía una almohadilla impregnada en tinta negra. Lentamente, con gran ceremonia, procedió a mancharnos los dedos uno por uno y registrar nuestras huellas en una cartulina.

– No se preocupe, señor cónsul, el lunes tendrá los resultados de mi investigación -se despidió el hombre.

Sábado y domingo fueron días de sufrimiento fatal para nosotros, escondidos en el baño y en los rincones más privados del jardín contemplábamos en susurros nuestro negro futuro. Ninguno estaba libre de culpa, todos iríamos a parar a una cárcel donde nos alimentarían de agua sucia y mendrugos de pan duro, como al Conde de Montecristo. El lunes siguiente el inefable tío Ramón nos citó en su despacho.

– Ya sé exactamente quién es el bandido -anunció haciendo bailar sus grandes cejas satánicas-. Sin embargo, por respeto a su madre, que ha actuado en su favor, esta vez no lo mandaré preso. El criminal sabe que yo sé quién es. Esto queda entre los dos. Les advierto que en la próxima ocasión no seré tan benevolente ¿me han entendido?

Salimos a tropezones, agradecidos, sin poder creer tanta magnanimidad. No volvimos a robar en mucho tiempo. Hace dos años pensé mejor el asunto y me entró la sospecha de que el supuesto detective fuera un chófer del tío Ramón quien era bien capaz de hacernos esa broma.

22.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) despertaba

2) tenía

3) tenía

4) estaba


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

23.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) mayor

2) principal

3) grave

4) famoso


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

24.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) Con

2) De

3) Sin

4) Para


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

25.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) tan

2) tanto

3) tal

4) muy


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

26.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) se convirtieron

2) se echaron

3) se quedaron

4) fueron


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

27.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) en

2) a

3) para

4) por


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

28.

Вставьте пропущенное слово:

 

1) salió

2) bajó

3) subió

4) fue


Прочитайте текст с пропусками, обозначенными номерами А22–А28. Эти номера соответствуют заданиям А22–А28, в которых представлены возможные варианты ответов. Обведите номер выбранного вами варианта ответа.

 

 

LOS BOMBEROS

 

Olegario no sólo sabía adivinar el futuro, sino que además siempre estaba muy orgulloso de ello. A veces se quedaba pensando por un momento, y luego decía: «Mañana va a llover». Y llovía. Otras veces se pasaba la mano por la cabeza y avisaba: «El martes ganará el 57 en la lotería». Y el martes ganaba el 57. Entre sus amigos A22______ una enorme admiración.

 

Algunos de ellos recuerdan el más A23______ de sus éxitos. Paseaban con él frente a la Universidad, cuando de repente el ruido furioso de los bomberos cruzó el fresco aire de la mañana. Olegario sonrió ligeramente y dijo: «Es posible que mi casa se esté quemando».

 

A24______ pensar mucho, los amigos llamaron un taxi y siguieron a los bomberos. Éstos tomaron por la calle Rivera, y Olegario dijo: «Estoy seguro de que mi casa se está quemando». Los amigos guardaron un profundo y amable silencio, pues A25______ lo admiraban.

 

Los bomberos siguieron por la calle Pereyra y la nerviosidad ya no pudo ser mayor. Cuando se metieron por la calle donde vivía Olegario, los amigos A26______ pálidos de curiosidad. Por fin los bomberos se pararon enfrente mismo de la casa de Olegario. Se estaba quemando. Los hombres empezaron rápida y tranquilamente su trabajo. De vez A27______ cuando desde las ventanas de la planta alta, algún trozo de madera quemada volaba por los aires.

 

Con toda la calma, Olegario A28______ del taxi. Se colocó bien la corbata, y luego, con estudiada expresión de tímido orgullo, se preparó para recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.

29.

Вы услышите 6 высказываний. Установите соответствие между высказываниями каждого говорящего A–F и утверждениями, данными в списке 1–7. Используйте каждое утверждение, обозначенное соответствующей цифрой, только один раз. В задании есть одно лишнее утверждение. Вы услышите запись дважды.

 

 

1. En esa fiesta la gente se pone vestidos típicos y suele comer al aire libre.

2. Esa fiesta simboliza la victoria de la religión cristiana.

3. Es una fiesta oficial que conmemora un importantísimo hecho histórico.

4. Esta fiesta simboliza las fuerzas de la Naturaleza.

5. En esa fiesta los participantes arriesgan su vida.

6. Esa fiesta medieval se celebra sólo en el campo.

7. Esa fiesta nació de una broma juvenil.

 

ГоворящийABCDEF
Утверждение

Расшифровка записи

Parlante A. El nacimiento de la fiesta de Moros y Cristianos se debe a la época de la invasión y dominación musulmana, al recuerdo de las hazañas bélicas en la lucha contra los moros. Los participantes se dividen en dos bandos, moros y cristianos, vestidos de forma correspondiente a cada cultura. Cada uno de los bandos toma simbólicamente la ciudad un día. Se acaba la fiesta con la reconquista de la ciudad por los cristianos. Esto sucede en una batalla final cuando se toma el castillo de la localidad.

 

Parlante B. La Romería del Rocío es una fiesta religiosa popular andaluza en honor de la Virgen del Rocío. Es una de las más importantes de España. La belleza de la zona y el folclore popular son su gran atractivo: los caballos, carros, la gente vestida con trajes típicos de la zona, las comidas en el campo, la alegría son la esencia de esta fiesta. Su culminación es cuando una inmensa multitud de devotos llega a la ermita donde se encuentra la Virgen, la saca de allí y la lleva en hombros por el pueblo.

 

Parlante C. La Tomatina es una fiesta que se celebra en el municipio valenciano de Buñol, en la que los participantes se tiran los tomates los unos a los otros. La fiesta nació durante un desfile cuando unos jóvenes organizaron una pelea. Como cerca del lugar había un puesto de verduras, cogieron los tomates y los utilizaron como armas. La policía tuvo que intervenir para poner fin a la pelea. Tras repetirse esto en los años siguientes, la fiesta fue permitida, y al lanzamiento de tomates se añadieron otras costumbres, como meter en fuentes a los rivales.

 

Parlante D. La Fiesta nacional de España o Día de la Hispanidad conmemora el gran acontecimiento histórico del Descubrimiento de América por parte de España y el nacimiento del Imperio Español. Se celebra el doce de octubre, donde tiene lugar un desfile militar en la Plaza de Colón de Madrid al que asisten Su Majestad el Rey, la Familia Real y los representantes más importantes del Estado.

 

Parlante E. Los Sanfermines de Pamplona se celebran en julio. Lo más exótico de esta fiesta es el encierro. Consiste en que los que quieran demostrar su valentía y agilidad deben correr delante de los toros que a gran velocidad atraviesan la ciudad dirigiéndose de los corrales a la Plaza de Toros. El encierro dura aproximadamente dos minutos. Hay años en que no faltan víctimas, pero cada julio llegan nuevos voluntarios que desean desafiar la suerte.

 

Parlante F. La noche de San Juan es una de las principales fiestas populares de España. Se celebra la madrugada del veintitrés al veinticuatro de junio y festeja la llegada de la noche más corta del año. Todas las celebraciones que se hacen esa noche tienen en común prácticas purificadoras relacionadas con el agua y el fuego, y tienen su origen en la antigüedad. Se cree que toda el agua que se toma esta noche beneficia la salud y algunas personas se bañan desnudas en ríos o en playas locales.

30.

Установите соответствие между заголовками 1–8 и текстами A–G. Запишите свои ответы в таблицу. Используйте каждую цифру только один раз. В задании есть один лишний заголовок.

 

1. CIENCIA

2. MODA

3. CONCURSO

4. POLÍTICA

5. ARTE

6. SALUD

7. FINANZAS

8. TURISMO ECOLÓGICO

 

A. La aplicación del Programa Inicial ha permitidoa Banco Bilbao Vizcaya (BBV) alcanzar el liderazgo del Sistema Financiero Español. Se está convencido de que la capacidad del Grupo permite abordar metas mucho más ambiciosas, nace el Nuevo Programa que continuará aportando más valor a sus accionistas, clientes, equipo humano y sociedad para mantener su liderazgo en el nuevo contexto europeo.

 

B. Ya están en las tiendas las nuevas tendencias de la colección Otoño-Invierno de la compañía C&A. Para esta temporada, C&A apuesta por tender un puente entre el tiempo y el espacio, entre lo moderno y lo tradicional, entre el glamour y la funcionalidad, entre la naturaleza y la alta tecnología y entre las culturas étnicas y la moda rabiosamente urbana. No se llevarán las flores — aunque son favorecedores con la piel tostada no infunden elegancia ni fantasía.

 

C. El encuentro entre el satélite alemán de observación topográfica y la sonda estadounidense demuestra entre otras cosas, que los vínculos a distancia pueden funcionar. Durante 20 minutos, ambos ingenios separados por unos 5.000 kilómetros lograron intercambiar a través de un enlace por láser 5,5 gigabits de datos por segundo. Esta tecnología podría utilizarse para acceder en tiempo real a las mediciones obtenidas por los satélites científicos.

 

D. Se han presentado las candidaturas a los Premios a la innovación cuya acogida ha sido un éxito: más de 100 productos presentados por importantes empresarios, distribuidores y fabricantes participan en esta primera convocatoria que ha querido recompensar la labor alas mejores ideas en investigación, desarrollo e innovación. Los finalistas valorados por el juradoserán anunciados en nuestra web.

 

E. “Naturaleza y Vida” ha lanzado al mercado el nuevo champú. Es una opción más natural y eficaz para prevención contra la caída y rotura del cabello ya que, además de prevenir, nutren y refuerzan los cabellos largos. El uso de estos productos está indicado durante todo el año. Tiene un efecto densificador inmediato y una acción contra la pérdida capilar probada a partir de tres semanas.

 

F. La población de Tarifa une a su belleza marinera y espectacular naturaleza un estratégico dominio visual del brazo de mar que separa Europa de África. Gracias al peculiar ecosistema de la zona, por sus aguas transitan numerosos mamíferos marinos, algunos de los cuales han fijado allí su refugio. Los biólogos que acompañan las excursiones proporcionan toda clase de información para identificar las especies.

 

H. La diputada del Congreso, Rosa Díez, respaldó con su presencia el Manifiesto por la lengua común elaborado y presentado por Fernando Savater, cofundador de su partido. Rosa Díez comparte con Savater la necesidad de cambiar la Constitución y los Estatutos. “La educación debe ser competencia del Estado. Es la única manera de garantizar la igualdad y la no discriminación”, insistió.

 

 

ТекстABCDEFG
Заголовок

31.

Прочитайте текст и заполните пропуски A–F частями предложений, обозначенными цифрами 1–7. Одна из частей в списке 1–7 — лишняя. Занесите цифры, обозначающие соответствующие части предложений, в таблицу.

 

El 7 de Julio de 2007, Machu Picchu fue elegido como una de las siete nuevas maravillas del mundo. Situado en Perú, a 110 kilómetros de Cuzco, la fortaleza inca es visita obligada para todos aquellos que deciden viajar al país andino.

La única manera de llegar a Machu Picchu es en tren o a pie. Desde Cuzco, la carretera termina en Ollantaytambo, un pueblo situado estratégicamente entre Cuzco y Machu Picchu. Muchos turistas vienen a este pueblo del Valle Sagrado únicamente 1_______________________.

La forma de la cima impide 2_______________________. Quizás éste es el motivo por el que Pizarro y los españoles no descubrieron Machu Picchu.

En 1911 el historiador estadounidense Hiram Bingham viajó a Perú para estudiar a fondo la cultura inca. A sus 35 años, el profesor abandonó las aulas y fue a Cuzco 3_______________________, todo un misterio en la historia. Una vez cerca de Machu Picchu, un campesino de la zona se ofreció a guiarle hasta las ruinas que conocía. Después de seguir al guía entre la espesa vegetación, el historiador quedó deslumbrado al descubrir 4_______________________.

Lo que conocemos hoy como Machu Picchu se divide en dos zonas: la urbana y la agrícola. La ciudadela está formada por palacios, templos, viviendas y construcciones con fines religiosos. Los edificios están conectados entre sí 5_______________________.

La zona agrícola se mezcla con la urbana y la rodea. Desde el monte al norte y al sur se puede ver las terrazas de cultivo perpendiculares a la pendiente.

Prácticamente es imposible ver Machu Picchu sin gente 6_______________________ desde el momento en que se abren las puertas.

 

A. en busca de la ciudad perdida de los hijos del Sol

B. por estrechas calles con escalinatas

C. de visitar esta ciudad inca

D. que las ruinas eran una auténtica ciudad inca

E. a visitar una impresionante fortaleza

F. que la fortaleza se vea desde el valle

G. porque la gente va llegando sin tregua

 

 

ПропускABCDEFG
Часть предложения

32.

Преобразуйте, если это необходимо, слово HACERSE так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Hay muchas maneras de pasar las vacaciones. Unos viajan, otros se quedan en casa. Pero es posible que los planes de uno no __________________ realidad. Esto fue lo que le ocurrió al pobre Alfonso.

33.

Преобразуйте, если это необходимо, слово BUENO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Una mañana salió de su casa. Hacía un día espléndido. El cielo estaba completamente azul y no había ni una nube. Era primavera, la __________________ época del año.

34.

Преобразуйте, если это необходимо, слово RESERVAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Alfonso entró en una agencia de viajes y recogió dos billetes para Francia que __________________ antes: uno para él y uno para Isabel, su novia.

35.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ESPERAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Salió de la agencia de viajes y fue en metro a la Calle Aragón. Isabel le estaba __________________ allí, con las maletas. Él la vio a ella y ella lo vio a él. Estaban uno frente al otro y entre ellos estaba la calle, llena de coches.

36.

Преобразуйте, если это необходимо, слово CORRER так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

La luz del semáforo estaba roja. Pero el amor es el amor y Alfonso __________________ hacia su novia... Pasó un taxi y ¡paf! lo atropelló.

37.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ESTAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

Cuando Alfonso se despertó vio a su novia y al médico y comprendió que __________________ en el hospital. No podía moverse. Tenía una herida en la cabeza y no oía nada. Su novia metió los billetes en el bolso.

38.

Преобразуйте, если это необходимо, слово DECIR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

No le __________________ nada porque sabía que Alfonso no la podía oír.

Alfonso pasó las vacaciones en el hospital y su novia se quedó en la ciudad.

39.

Преобразуйте, если это необходимо, слово MISTERIO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

EL DIARIO DE JUANA

En mi viaje al Perú, decidí visitar las fabulosas líneas de Nazca. Estas __________________ líneas hechas de piedras, en el desierto de Atacama, tienen formas muy variadas: geométricas y paralelas, de un perro, unas manos, un mono enorme, pájaros, una araña o un árbol.

40.

Преобразуйте, если это необходимо, слово EXACTO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

EL DIARIO DE JUANA

Nadie sabe __________________ cuándo ni quién las hizo ni para qué. Se piensa que fueron trazadas por la civilización nazca. Hay una teoría que dice que los nazcas volaban en globos aerostáticos, porque sólo es posible apreciar las líneas desde el aire. Incluso hay piezas de cerámica con dibujos de personas volando en globos.

41.

Преобразуйте, если это необходимо, слово MATEMÁTICA так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

EL DIARIO DE JUANA

¿Quién sabe? De todos modos los nazcas debían ser unos __________________ notables.

42.

Преобразуйте, если это необходимо, слово COLONIA так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

EL DIARIO DE JUANA

Las líneas se encuentran cerca de la ciudad de Nazca, una pequeña ciudad __________________ situada en un valle

verde rodeado de montañas.

43.

Преобразуйте, если это необходимо, слово VOLAR так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

EL DIARIO DE JUANA

Una agencia de viajes me ofreció un __________________ barato para ver las líneas, que quedan a unos 22 kilómetros

de la ciudad en pleno desierto. El avión era pequeño y viejísimo, sólo cabían seis personas.

44.

Преобразуйте, если это необходимо, слово ALMUERZO так, чтобы оно грамматически соответствовало содержанию текста.

 

 

EL DIARIO DE JUANA

Al volver a tierra fui a __________________ al restaurante de Nazca. Llena de valentía después de la aventura del avión me atreví a comer el plato nacional peruano. Se llama “ceviche” y consiste en pescado crudo con limón y cebolla. Me encantó.

45.

Ha recibido una carta de su amiga española Marisa que escribe:

 

... Mis padres me han regalado un gato. Me gustan mucho los gatos porque son muy cariñosos y muy fieles a su amo. Además son divertidos y juguetones...

¿Cuál es tu animal favorito, y por qué? ¿Tienes algún animal en casa?¿Qué animales prefieren tener en casa los rusos?

... Sabes, mañana voy de excursión a Salamanca ...

 

Escriba la carta de respuesta contestando las preguntas de su amiga Marisa. Al final de la carta formule 3 preguntas a la amiga española acerca de su viaje de excursión. Escriba 100−140 palabras. Recuerde las reglas de escribir cartas personales.

46.

Comente lo que se ofrece: Unos creen que hay que reducir la temporada de vacaciones escolares en verano extendiendo las vacaciones en invierno. Otros opinan que hay que dejar todo así como es. ¿Qué opinión tiene usted y por qué? Escriba 200−250 palabras. Escriba según el plan:

− haga una introducción planteando el problema;

− exprese su propia opinión y arguméntela;

− dé argumentos a favor de otra opinión y explique por qué usted no está de acuerdo;

− formule una conclusión.